97/540/EC: Commission Decision of 22 January 1997 declaring a concentration to be compatible with the common market and the functioning of the EEA Agreement (Case No IV/M.794 - Coca-Cola/Amalgamated Beverages GB) (Only the English text is authentic) (Text with EEA relevance)

Published date09 August 1997
Subject Matterconcorrenza,Concentrazioni tra imprese,concurrence,Concentrations entre entreprises,competencia,Concentraciones de empresas
Official Gazette PublicationGazzetta ufficiale delle Comunità europee, L 218, 9 agosto 1997,Journal officiel des Communautés européennes, L 218, 9 août 1997,Diario Oficial de las Comunidades Europeas, L 218, 9 de agosto de 1997
EUR-Lex - 31997D0540 - ES 31997D0540

97/540/CE: Decisión de la Comisión de 22 de enero de 1997 por la que se declara la compatibilidad de una operación de concentración con el mercado común y el funcionamiento del Acuerdo EEE (Asunto nº IV/M.794 - Coca-Cola/Amalgamated Beverages GB) (El texto en lengua inglesa es el único auténtico) (Texto pertinente a los fines del EEE)

Diario Oficial n° L 218 de 09/08/1997 p. 0015 - 0042


DECISIÓN DE LA COMISIÓN de 22 de enero de 1997 por la que se declara la compatibilidad de una operación de concentración con el mercado común y el funcionamiento del Acuerdo EEE (Asunto n° IV/M.794 - Coca-Cola/Amalgamated Beverages GB) (El texto en lengua inglesa es el único auténtico) (Texto pertinente a los fines del EEE) (97/540/CE)

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

Visto el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo y, en particular, su artículo 57,

Visto el Reglamento (CEE) n° 4064/89 del Consejo, de 21 de diciembre de 1989, sobre el control de las operaciones de concentración entre empresas (1), modificado por el Acta de adhesión de Austria, de Finlandia y de Suecia y, en particular, el apartado 2 de su artículo 8,

Vista la Decisión de la Comisión, de 13 de septiembre de 1996, de incoar el procedimiento en relación con el presente asunto,

Después de haber ofrecido a las empresas interesadas la oportunidad de dar a conocer sus puntos de vista con respecto a las objeciones formuladas por la Comisión,

Previa consulta al Comité consultivo en materia de operaciones de concentración (2),

Considerando lo que sigue:

(1) El 9 de agosto de 1996, la Comisión recibió la notificación de una operación por la que Coca-Cola Enterprises Inc. (CCE) adquiriría la totalidad del capital emitido en acciones de Amalgamated Beverages Great Britain (ABGB), empresa matriz de la embotelladora británica Coca-Cola & Schweppes Beverages Limited (CCSB).

(2) Tras examinar la notificación, el 13 de septiembre de 1996 la Comisión decidió que la operación notificada entraba en el ámbito de aplicación del Reglamento (CEE) n° 4064/89 (el Reglamento de concentraciones) y planteaba serias dudas en cuanto a su compatibilidad con el mercado común y el funcionamiento del Acuerdo sobre el EEE.

I. LAS PARTES

A. CCE

(3) CCE es la mayor embotelladora del mundo de los productos de The Coca-Cola Company (TCCC). CCE se creó en 1986, cuando TCCC comenzó a consolidar sus actividades de embotellado en Estados Unidos y ofreció el 51 % de las acciones de CCE al público. A principios de la década de los noventa, CCE se fusionó con el grupo embotellador Johnston, el mayor embotellador independiente de Coca-Cola en Estados-Unidos. CCE opera principalmente en Estados Unidos, donde, además de embotellar los productos de TCCC (56 % de las ventas de TCCC en Estados Unidos en 1995), también embotella Dr. Pepper, un producto Cadbury-Schweppes, y distribuye otras marcas nacionales.

(4) CCE comenzó a operar en el EEE en 1993 cuando adquirió las divisiones de embotellado y distribución de TCCC en los Países Bajos. En 1996 adquirió las divisiones de embotellado y distribución de esta compañía en Bélgica y Francia. En estos países, CCE es prácticamente el único embotellador de los productos de TCCC.

Relación entre CCE y TCCC

(5) TCCC es el accionista individual más importante de CCE, dado que controla aproximadamente el 45 % de su capital. Sin embargo, el hecho de que posea este porcentaje accionarial no le confiere derechos especiales, especialmente por lo que se refiere a la composición y al sistema de voto en el consejo de administración. No obstante, existe una serie de factores que, analizados en conjunto, llevan a la conclusión de que TCCC puede, de facto, ejercer una influencia decisiva sobre CCE, en el sentido de lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 3 del Reglamento de concentraciones.

(6) Básicamente, el hecho de que TCCC posea el 45 % de las acciones ha de considerarse como una inversión estratégica que le ofrece una influencia considerable sobre las actividades comerciales de CCE, habida cuenta de que ningún otro accionista posee individualmente más del 8 % de la compañía. Un 8 % de las acciones está en manos del presidente del consejo de administración, el señor Johnston y su familia, un 9 % está en poder de otros ejecutivos y empleados de CCE, el 28 % es propiedad de inversores institucionales, ninguno de los cuales posee individualmente más del 5 % de la empresa, quedando el 10 % restante en manos de accionistas privados. Ningún otro accionista posee ni de lejos el mismo poder que TCCC en términos de derechos de voto.

(7) En las juntas generales de accionistas celebradas en los últimos años, la participación de TCCC ha estado a punto de alcanzar la mayoría de votos (49,79 % en 1994; entre el 48,09 % y el 48,84 % en 1995; y entre el 48,2 % y el 48,8 % en 1996).

(8) Las partes alegan que, si se tienen en cuenta de forma colectiva, los intereses financieros de los demás accionistas minoritarios actúan realmente como contrapeso a los intereses de TCCC, que pueden venir dictados en parte por volúmenes de ventas del concentrado. Sin embargo, TCCC nunca ha perdido una votación en una junta general de accionistas. Además, si tenemos en cuenta que el resto del capital está muy disperso y que estas acciones no representan a intereses homogéneos, resulta altamente improbable que estos accionistas votasen juntos contra los intereses de TCCC. Por otra parte, al ponderar sus intereses financieros, estos accionistas tendrían que sopesar cualquier beneficio que pudieran obtener a corto plazo con el perjuicio que podría registrar el valor a largo plazo de sus acciones de CCE, en caso de que votasen en contra de TCCC.

(9) La improbabilidad de que TCCC no logre la mayoría en una junta general de accionistas se ve reforzada por las consideraciones siguientes: como señaló la propia CCE en su Memoria anual de 1995, la empresa es el primer embotellador mundial de los productos de TCCC. Aproximadamente el 90 % del volumen de negocios a nivel mundial de CCE (casi el 100 % en el caso de sus operaciones europeas hasta la fecha) procede de las ventas de productos de TCCC. Por consiguiente, la actividad de CCE se encuentra indisolublemente unida a la de TCCC y, especialmente en Europa, depende de esta última. No obstante, las partes niegan que CCE sea dependiente de TCCC, especialmente en el caso de que se establezcan paralelismos con los acuerdos de distribución exclusiva. No obstante, se indica que la relación entre ambas empresas no puede equipararse, en modo alguno, a un acuerdo de distribución exclusiva, teniendo especialmente en cuenta que TCCC posee el 45 % de las acciones de CCE y el resto de la estructura del accionariado. Por otra parte, resulta inconcebible que CCE optase por Pepsi-Cola o cualquier otra marca de cola en lugar de Coca-Cola, cuando TCCC sigue manteniendo una posición tan poderosa en el mercado. Por otra parte, aunque CCE adquiera aproximadamente entre el 18 y el 20 % de la producción total de TCCC, lo que le confiere un cierto poder sobre esta última, y aunque CCE podría causar graves perjuicios a TCCC si quisiese, ello no es comparable con la influencia que podría ejercer esta última, si tenemos en cuenta que CCE depende en un 90 % de ella.

(10) Si TCCC tropezase con alguna dificultad para lograr la mayoría, le bastaría con adquirir un 2 % de las acciones en bolsa, con lo que se haría con una mayoría absoluta. El hecho de que no haya necesitado hacerlo indica que ya goza de un control real.

(11) CCE subraya que desempeña un papel activo e independiente como embotellador en el mercado. La Comisión acepta que TCCC reconozca la experiencia de CCE en el sector del embotellado y que no interfiere normalmente en sus actividades. Sin embargo, CCE no puede dejar de reconocer que el equilibrio económico entre sí misma y TCCC se decanta claramente a favor de esta última: CCE embotella aproximadamente entre el 15 y el 20 % de los productos de TCCC a nivel mundial, mientras que alrededor del 90 % de las ventas de CCE son de productos de TCCC. Es evidente que TCCC ha elegido a CCE como embotellador principal en muchas zonas de Estados Unidos y la Comunidad Europea. Un directivo de TCCC afirmó en una presentación denominada «How will Recent Bottling Restructuring Produce Benefits» («¿De qué forma producirá beneficios la reciente reestructuración del sector del embotellado?») que «Coca-Cola y sus embotelladores principales (de los que CCE es el más importante) son socios estratégicos que comparten los mismos objetivos en el sistema Coca-Cola».

(12) Las partes señalan que la estructura de retribución del personal directivo de CCE garantiza también su independencia de TCCC al asegurar que los directivos y administradores no fomentarán el crecimiento de la producción en detrimento del beneficio de la empresa. No obstante, en la Memoria anual para 1995 de CCE se afirma que los dirigentes procuran ante todo tomar decisiones que incrementen el valor económico a largo plazo de la empresa. De esta Memoria también se desprende que lograr un incremento de la producción es fundamental para la rentabilidad a largo plazo de CCE.

(13) Por todas las razones expuestas consideradas en su conjunto, la Comisión llega a la conclusión de que TCCC está en condiciones de ejercer una influencia decisiva sobre CCE y, en consecuencia, ejerce su control sobre la empresa en el sentido de lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 3 del Reglamento de concentraciones. La Comisión rechaza la alegación de las partes de que es preciso controlar cada uno de los factores individualmente. Sin embargo, el apartado 3 del artículo 3 establece específicamente que el control se puede basar en una combinación de factores, o en un solo elemento.

(14) [. . .] (3).

B. ABGB y CCSB

(15) ABGB es una filial de Cadbury Schweppes plc (CS), que...

To continue reading

Request your trial

VLEX uses login cookies to provide you with a better browsing experience. If you click on 'Accept' or continue browsing this site we consider that you accept our cookie policy. ACCEPT