La Comisión presenta su nueva propuesta de reglamento sobre alegaciones sanitarias y nutricionales

 
EXTRACTO GRATUITO

El pasado 17 de julio, la Comisión Europea hizo pública su tan esperada propuesta de Reglamento sobre alegaciones nutricionales sanitarias en los alimentos. De aprobarse finalmente, el Reglamento vendría a completar la regulación actual sobre alegaciones nutricionales que gira alrededor de dos normas: la Directiva 2000/13/CE y el Codex Alimentarius.

La Directiva 2000/13/CE de marzo de 2000 relativa a etiquetado, presentación y publicidad de productos alimentarios se limita a prohibir de modo general el uso de información que pueda inducir a error al comprador o que atribuya propiedades terapéuticas a los productos alimentarios.

El Codex Alimentarius, acepta las alegaciones siempre y cuando se respeten dos premisas: que no debe describirse ni presentarse ningún alimento de forma falsa o que induzca a engaño y que la persona que comercializa el producto pueda probar la alegación efectuada.

También contiene una lista de alegaciones que deben prohibirse, tales como las que no pueden corroborarse, las que hagan referencia al tratamiento de una enfermedad humana, las relativas a la adecuación de un alimento para su uso en la prevención y las que implican que una dieta equilibrada y los alimentos ordinarios no pueden aportar las cantidades adecuadas de nutrientes.

Según la exposición de motivos, la Comisión considera insuficiente la mencionada regulación y estima llegado el momento de articular un texto más completo.

Los puntos principales sobre los que gira la propuesta son:

i) las alegaciones y propiedades saludables han de ser comprensibles para el consumidor;

ii) las alegaciones no podrán ser falsas o engañosas;

iii) industria deberá justificar la veracidad científica de las alegaciones nutricionales y propiedades saludables;

iv) el etiquetado nutricional será obligatorio en todos los productos cuya publicidad contenga alegaciones nutricionales o de propiedades saludables;

Para la regulación de las alegaciones nutricionales, la Comisión propone la elaboración de una lista de alegaciones permitidas en la que se especificarían las condiciones específicas de uso de cada una. Esta lista no estaría cerrada, ya que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria estaría encargada de actualizarla periódicamente. En cualquier caso solo estarían permitidas las alegaciones nutricionales presentes en la lista.

Son alegaciones nutricionales las del tipo bajo , sin o alto contenido en y en el anexo de la propuesta se plantea una primera lista.

Para las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA