La EFSA apuesta por una evaluación rigurosa de la resistencia a antibióticos en los OGM

 
EXTRACTO GRATUITO

El panel de expertos en Organismos Modificados Genéticamente (OMG) del Comité Científico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (?EFSA? en sus siglas inglesas) acaba de hacer público un informe de actualización, referido a los genes de resistencia a antibióticos que se utilizan en el procedimiento biotecnológico para la obtención de OMG.

Dicho informe vuelve a calificar de altamente improbable la posibilidad de transferencia de resistencias a antibióticos desde las plantas modificadas genéticamente a otros organismos.

No obstante, el Comité Científico de EFSA consideró oportuno llevar a cabo este estudio adicional, para dar así la mejor respuesta al mandato de la Directiva 2001/18 (instrumento legal ?clave? en la evaluación de OMGs), que, en su artículo 4.2, manifiesta que ?Los Estados Miembros y la Comisión Europea deberán asegurar que los OMG que contienen genes marcadores que expresen resistencia a antibióticos en uso en medicina humana o veterinaria, serán tenidos particularmente en cuenta cuando se lleve a cabo su evaluación de riesgos?. Dicha Directiva establece el 31.12.2004 como fecha límite a partir de la cual no se podrá sembrar ni cultivar ninguna variedad con OGM que pudiera hacer sospechar algún efecto adverso para la salud humana o el medio ambiente.

El Comité científico ha evaluado los riesgos potenciales que podrían asociarse al uso de determinados marcadores de resistencia a antibióticos. Aun considerando que la transmisión de resistencias resulta altamente improbable para todos los marcadores estudiados, el Comité recurre al Principio de Precaución y considera la cuestión desde la óptica de la utilidad terapéutica actual y futura de los antibióticos frente a los cuales, aun muy improbablemente, podrían inducirse resistencias.

Así, teniendo en cuenta las resistencias ya existentes (que se han configurado a lo largo de años por muy diversas vías, distintas del empleo de estos marcadores, entre las que destaca la utilización no racional de los medicamentos) y la utilidad terapéutica de los antibióticos frente a los cuales los genes marcadores establecerían resistencias, se han establecido tres grupos:

  1. - Genes marcadores de resistencia a antibióticos que ya no rinden eficacia en medicina humana, que no precisarían por tanto de ninguna medida de restricción.

  2. - Genes marcadores con resistencia a antibióticos que aún pudieran ofrecer utilidades concretas. Para ellos, se aconseja restringir el empleo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA