El Parlamento Europeo cede en su oposición a la directiva de edulcorantes

 
EXTRACTO GRATUITO

El Parlamento Europeo ha decidido retirar sus enmiendas a la directiva sobre edulcorantes a cambio de que se refuercen los controles de los nuevos edulcorantes aprobados por la Directiva.

Con esta decisión, el Parlamento da luz verde a la sucralosa y la sal de aspartamo y acesulfamo, cuya inocuidad fue establecida por el Comité Científico de la Alimentación Humana en marzo de 2000.

La sucralosa es un edulcorante fabricado mediante la cloración controlada de sacarosa, unas 500 ó 600 veces más dulce que el azúcar. La sal de aspartamo y acesulfamo es una sal de dos edulcorantes ya autorizados, aspartamo y acesulfamo K.

El voto tuvo lugar dentro del marco de la revisión de la Directiva relativa a los edulcorantes utilizados en los productos alimenticios. Es la segunda vez que se revisa la Directiva desde 1994.

El Parlamento se opuso desde el principio a la autorización de ambos edulcorantes, ya que según los informes científicos que maneja, pueden ser dañinos para la salud. De hecho, se sospecha que la sal de aspartamo y acesulfamo puede causar tumor cerebral y que la sucralosa podría ser un agente cancerígeno. La combinación de ambos aditivos podría ser aún más dañina.

Por su parte, la Comisión se apoya en su postura en un informe favorable del Comité Científico de la Alimentación Humana.

Después de intensas negociaciones, y en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA