Council Regulation (EC) No 168/2007 of 15 February 2007 establishing a European Union Agency for Fundamental Rights

Published date08 January 2008
Subject Matterderechos humanos,droits de l'homme,diritti dell'uomo
L_2007053ES.01000101.xml
22.2.2007 ES Diario Oficial de la Unión Europea L 53/1

REGLAMENTO (CE) N o 168/2007 DEL CONSEJO

de 15 de febrero de 2007

por el que se crea una Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea

EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea y, en particular, su artículo 308,

Vista la propuesta de la Comisión,

Visto el dictamen del Parlamento Europeo,

Visto el dictamen del Comité Económico y Social Europeo (1),

Visto el dictamen del Comité de las Regiones,

Considerando lo siguiente:

(1) La Unión Europea se basa en los principios de libertad, democracia, respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales y el Estado de Derecho, principios que son comunes a los Estados miembros.
(2) La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (2), teniendo presente su estatuto jurídico y su ámbito de aplicación, y las explicaciones que la acompañan, enuncia los derechos que se derivan en particular de las tradiciones constitucionales y de las obligaciones internacionales comunes a los Estados miembros, el Tratado de la Unión Europea, los Tratados comunitarios, el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, las Cartas Sociales adoptadas por la Comunidad y por el Consejo de Europa, así como la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
(3) La Comunidad y sus Estados miembros deben respetar los derechos fundamentales al aplicar el Derecho comunitario.
(4) El respeto total y absoluto de los derechos fundamentales pasa por un mayor conocimiento y una más amplia concienciación en la Unión sobre las cuestiones relacionadas con los derechos fundamentales. La creación de una agencia comunitaria, con la misión de proporcionar información y datos sobre los asuntos referentes a los derechos fundamentales, contribuirá al logro de ese objetivo. Además, la creación de instituciones eficaces para la protección y el fomento de los derechos humanos es un valor común de las sociedades internacional y europea, tal como se afirma en la Recomendación no R (97) 14, de 30 de septiembre de 1997, del Comité de Ministros del Consejo de Europa.
(5) El 13 de diciembre de 2003, los Representantes de los Estados miembros, reunidos en el Consejo Europeo, decidieron utilizar como base el actual Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia, creado por el Reglamento (CE) no 1035/97 (3), y ampliar su mandato a fin de convertirlo en una Agencia de Derechos Humanos. También decidieron en dicha ocasión que la sede de la Agencia permaneciera en Viena.
(6) La Comisión se adhirió a esa decisión y comunicó su intención de presentar una propuesta para modificar, con ese propósito, el Reglamento (CE) no 1035/97. El 25 de octubre de 2004, la Comisión publicó una Comunicación sobre la Agencia de los Derechos Fundamentales que sirvió de base para la realización de una amplia consulta pública.
(7) Por lo tanto, se debe crear, tomando como base el actual Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia, una Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea que proporcione a las instituciones y a las autoridades competentes de la Comunidad y de los Estados miembros, cuando apliquen el Derecho comunitario, información, ayuda y asesoramiento sobre los derechos fundamentales para ayudarles a respetarlos plenamente cuando, en sus ámbitos de competencia respectivos, adopten medidas o definan líneas de actuación.
(8) Se reconoce que la Agencia debe actuar únicamente dentro del ámbito de aplicación del Derecho comunitario.
(9) En el ejercicio de sus funciones, la Agencia deberá referirse a los derechos fundamentales en el sentido del artículo 6, apartado 2, del Tratado de la Unión Europea, incluido el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, y como se reflejan, en particular, en la Carta de los Derechos Fundamentales, teniendo presente su estatuto jurídico y las explicaciones que la acompañan. Su estrecha vinculación con la Carta debe reflejarse en el propio nombre de la Agencia.
(10) Dado que la Agencia debe construirse sobre la base del actual Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia, el trabajo de la Agencia debe seguir cubriendo los fenómenos del racismo, la xenofobia y el antisemitismo, la protección de los derechos de las personas que pertenecen a minorías, así como la igualdad de género, como elementos esenciales para la protección de los derechos fundamentales.
(11) Los ámbitos temáticos de actividad de la Agencia deben establecerse en un marco plurianual, de tal manera que queden definidos los límites de su labor. Dada la significación política del marco plurianual, es importante que el mismo Consejo lo adopte, previa consulta al Parlamento Europeo sobre la base de una propuesta de la Comisión.
(12) La Agencia debe recoger información objetiva, fiable y comparable sobre la evolución de la situación de los derechos fundamentales, analizar esta información por lo que se refiere a los motivos, las consecuencias y los efectos de la violación de estos derechos y examinar ejemplos de buenas prácticas en este ámbito.
(13) La Agencia debe tener derecho a formular dictámenes para las instituciones de la Unión y para los Estados miembros cuando apliquen el Derecho comunitario, bien por propia iniciativa o bien a petición del Parlamento Europeo, del Consejo o de la Comisión, sin interferir en los procedimientos legislativos y jurisdiccionales establecidos en el Tratado. Sin embargo, las instituciones deben poder solicitar dictámenes sobre sus propuestas legislativas o posiciones adoptadas en el curso de procedimientos legislativos, en la medida en que afecten a su compatibilidad con los derechos fundamentales.
(14) La Agencia debe presentar un informe anual sobre cuestiones de derechos fundamentales cubiertas por las áreas de la actividad de la Agencia, destacando también los ejemplos de buenas prácticas. Además, la Agencia debe presentar informes temáticos sobre aquellos asuntos que revistan un interés particular para las políticas de la Unión.
(15) La Agencia debe tomar medidas para concienciar en mayor medida a la ciudadanía sobre sus derechos fundamentales y sobre las posibilidades y diferentes mecanismos para hacer que dichos derechos se cumplan en general, sin que ello suponga, no obstante, tener que ocuparse de las denuncias individuales.
(16) La Agencia debe trabajar lo más estrechamente posible con todas las instituciones pertinentes de la Unión, así como con los órganos, oficinas y agencias de la Comunidad y de la Unión, para evitar las repeticiones inútiles, en especial con el futuro Instituto Europeo de la Igualdad de Género.
(17) Dado que la cooperación con los Estados miembros es un elemento esencial para garantizar el éxito de la realización de los cometidos de la Agencia, esta debe cooperar estrechamente con los Estados miembros a través de sus distintos órganos, para lo cual los Estados miembros deben designar funcionarios nacionales de enlace como puntos de contacto primarios para la Agencia en los Estados miembros. La Agencia debe, en especial, comunicarse con los funcionarios nacionales de enlace por lo que se refiere a los informes y otros documentos elaborados por la Agencia.
(18) La Agencia debe colaborar estrechamente con el Consejo de Europa. Esa cooperación debe garantizar que no se produzcan colisiones entre las actividades de la Agencia y las del Consejo de Europa, en particular mediante la creación de mecanismos que aseguren la complementariedad y el valor añadido, como la celebración de un acuerdo de cooperación bilateral y la participación, con los derechos de voto adecuados, de una persona independiente, designada por el Consejo de Europa, en las estructuras de gestión de la Agencia.
(19) Reconociendo el importante papel de la sociedad civil en la protección de los derechos fundamentales, la Agencia debe promover el diálogo con la sociedad civil y trabajar en estrecho contacto con organizaciones no gubernamentales y con instituciones de la sociedad civil que actúen en el ámbito de los derechos fundamentales. La Agencia debe establecer una red de cooperación denominada Plataforma de los derechos fundamentales con miras a instaurar un diálogo estructurado y fructífero y una estrecha colaboración con todas las partes interesadas.
(20) Habida cuenta de las funciones especiales de la Agencia, cada Estado miembro debe designar un experto independiente para formar parte del Consejo de Administración. Teniendo en cuenta los principios relacionados con la condición y funcionamiento de las instituciones nacionales de protección y fomento de los derechos humanos (los «Principios de París»), la composición de este Consejo debe garantizar la independencia de la Agencia respecto de las instituciones comunitarias y de los gobiernos de los Estados miembros y reunir el mayor nivel de conocimientos posible sobre los derechos fundamentales.
(21) A fin de garantizar un alto nivel de calidad científica de sus trabajos, la Agencia debe recurrir a un comité científico para que oriente su trabajo con objetividad científica.
(22) Las autoridades que designen a los miembros del Consejo de Administración, del Consejo Ejecutivo y del Comité Científico deben aspirar a lograr una participación equilibrada de hombres y mujeres en estos órganos. También debe prestarse atención especial a una representación equilibrada de hombres y mujeres en el personal de la Agencia.
(23) Teniendo en cuenta el importante papel desempeñado
...

To continue reading

Request your trial

VLEX uses login cookies to provide you with a better browsing experience. If you click on 'Accept' or continue browsing this site we consider that you accept our cookie policy. ACCEPT