El Parlamento endurece las normas sobre la utilización de aditivos en piensos

 
EXTRACTO GRATUITO

El pasado 16 de junio, el Parlamento Europeo aprobó en segunda lectura varias enmiendas al Reglamento sobre aditivos para uso en alimentación animal.

La nueva regulación supone una reducción progresiva de los cuatro antibióticos aún autorizados actualmente en la elaboración de piensos como promotores de crecimiento. Además, se establecen nuevas reglas para la autorización de nuevos aditivos: estas se otorgarían por un plazo de diez años previo un examen. Las autorizaciones se darían para especies animales específicas y con un límite máximo en la dosis.

Durante los últimos años, la UE ha prohibido la utilización de antibióticos en piensos destinados a la alimentación animal, algunos de ellos utilizados en la farmacopea humana. El Reglamento sobre aditivos continuaría en esta línea al prohibir el uso de cuatro sustancias: sodio de monensin, sodio de salinomycin, avilamycin y flavophospholipol (véase FCN de 25 de noviembre de, 2002, página 22). El plazo para la retirada se ha avanzado al uno de enero de 2005 en vez de al uno de enero de 2006, tal y como figuraba en la propuesta inicial.

Las enmiendas introducidas por el Parlamento tienden endurecer estas normas de las siguientes maneras:

· Condiciones más duras para las importaciones. Las condiciones para la importación de aditivos procedentes de terceros países serían como mínimo igual de estrictas que las aplicadas en la UE, condición esta que se haría extensiva a las importaciones de carne y productos animales de ejemplares alimentados con piensos elaborados con aditivos no aprobados en la UE.

· Normas más estrictas para antibióticos. Una vez que se han reducido progresivamente los antibióticos como estimulantes para el crecimiento, el Parlamento está pidiendo a la Comisión Europea que fije normas más estrictas para los productos veterinarios, a fin de evitar que los antibióticos se prescriban con carácter veterinario.

· Normas más estrictas para el uso de sustancias animadoras del crecimiento. Para impedir que se acaben utilizando los antibióticos con prescripción veterinaria de forma generalizada, el Parlamento pidió a la comisión que introdujera en el plazo de un año nuevas obligaciones para que los productores de piensos controlen las sustancias que se usan en sus productos con el fin de provocar el crecimiento del ganado. Para ello los productores deberán registrar las cantidades producidas y distribuidas y cuales son los destinatarios finales. Además, las autoridades de supervisión...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA