Jurisprudencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas relativa al etiquetado

Autor:Marta Pardo Leal
 
EXTRACTO GRATUITO

- Sentencia de 17 de junio de 2004, asunto C-255/03, “Calidad valona” 1

Mediante escrito presentado en la Secretaría del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJCE) el 16 de junio de 2003, la Comisión interpuso un recurso, con arreglo al artículo 226 CE, con objeto de que se declarase que Bélgica había incumplido las obligaciones que le incumben en virtud del artículo 28 CE al haber adoptado y mantenido en vigor una normativa que permitía conceder la etiqueta de calidad valona a unos productos acabados de una determinada calidad fabricados o transformados en la región belga de la Valonia.

En su escrito de interposición del recurso, la Comisión señaló que las disposiciones nacionales por las que se creaba la citada etiqueta de calidad establecían un sistema encaminado a la mejora de la calidad de los productos agrícolas valones con objeto de promocionar su venta. Dicha etiqueta destacaba que el producto sobre el cual aparecía había sido fabricado en la región de la Valonia y tenía determinadas características. Sostuvo en especial que las citadas disposiciones podían afectar a la libre circulación de mercancías en la medida en que favorecían la comercialización de las mercancías de origen nacional en detrimento de las mercancías importadas. Por consiguiente, según la Comisión, constituían una medida de efecto equivalente a una restricción cuantitativa a la importación contraria al artículo 28 CE.

En su escrito de contestación, el Gobierno belga alegó que, mediante la aprobación del Decreto del Gobierno valón de 19 de diciembre de 2002 por el que se modifica el Decreto de 7 de septiembre de 19892, se habían adoptado las medidas necesarias para garantizar la observancia de sus obligaciones comunitarias.

No obstante, el TJCE recordó que, según una reiterada jurisprudencia, la existencia de un incumplimiento debe apreciarse en función de la situación del Estado miembro tal como ésta se presentaba al final del plazo señalado en el dictamen motivado y que los cambios producidos posteriormente no pueden ser tenidos en cuenta3.

Puesto que el Gobierno belga no negó que había adoptado las medidas necesarias para dar cumplimiento a lo dispuesto en el Derecho comunitario fuera del plazo señalado para ello en el dictamen motivado, el TJCE decidió:

1) Declarar que el Reino de Bélgica ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud del artículo 28 CE al haber adoptado y mantenido en vigor una normativa que concede la etiqueta de calidad valona a unos productos acabados de una calidad determinada fabricados o transformados en Valonia.

2) Condenar en costas al Reino de Bélgica.

- Sentencia de 15 de julio de 2004, asunto C-239/02, “DynaSvelte Café” 4

Mediante resolución de 28 de junio de 2002, el Rechtbank van Koophandel te Hasselt (Bélgica) planteó, con arreglo al artículo 234 CE, cinco cuestiones prejudiciales sobre la interpretación del artículo 28 CE y del artículo 18 de la Directiva 2000/13/CE referente al etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios5, así como sobre la interpretación y la validez del artículo 2 de la Directiva 1999/4/CE relativa a los extractos de café y de achicoria6.

Las cuestiones, que se suscitaron en el marco de un litigio relativo a la comercialización en Bélgica de un producto denominado “DynaSvelte Café” en unas condiciones que, según la sociedad Douwe Egberts NV, infringían las disposiciones nacionales referentes a la publicidad y al etiquetado de los productos alimenticios, eran las siguientes:

1) ¿Debe interpretarse el artículo 2 de la Directiva 1999/4/CE […], en el sentido de que para los productos mencionados en el anexo de esta Directiva, sólo pueden utilizarse las denominaciones de venta previstas en él, sin que, además de dichas denominaciones de venta, puedan emplearse otras denominaciones (como un nombre comercial o de fantasía), o debe interpretarse el artículo 2 en el sentido de que las denominaciones de venta previstas en el anexo de la Directiva sólo pueden utilizarse para los productos mencionados en dicho anexo, pero que, además de estas denominaciones de venta, pueden utilizarse otras denominaciones (como un nombre comercial o de fantasía)?

2) Si el Tribunal de Justicia […] considerara que debe interpretarse el artículo 2 de la Directiva 1999/4/CE […] en el sentido de que para los productos que figuran en el anexo de esta Directiva sólo pueden utilizarse las denominaciones de venta previstas en él, sin que, además de estas denominaciones de venta puedan emplearse otras denominaciones (como un nombre comercial o de fantasía) ¿no se deduce de ello que dicha Directiva infringe el artículo 28 del Tratado CE, que prohíbe las restricciones cuantitativas a la importación y todas las medidas de efecto equivalente entre los Estados miembros de la Comunidad Europea, dado que para los productos que se ajustan a la definición de extractos de café, contenida en su anexo, esta Directiva, así interpretada:

– excluye la utilización de denominaciones que no sean extracto de café o café instantáneo, como la denominación café;

– reserva de este modo la utilización de la denominación café a una sola forma de café, a saber, el café en grano;

– y, por lo tanto, compartimenta artificialmente el mercado del café con respecto a productos competidores consistentes en formas de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA