Carlos Garcia Avello v Belgian State.

JurisdictionEuropean Union
Celex Number62002CC0148
ECLIECLI:EU:C:2003:311
Docket NumberC-148/02
CourtCourt of Justice (European Union)
Procedure TypeReference for a preliminary ruling
Date22 May 2003
EUR-Lex - 62002C0148 - ES 62002C0148

Conclusiones del Abogado General Jacobs presentadas el 22de mayo de2003. - Carlos Garcia Avello contra Estado belga. - Petición de decisión prejudicial: Conseil d'État - Bélgica. - Ciudadanía de la Unión Europea - Transmisión del apellido - Hijos de nacionales de Estados miembros - Doble nacionalidad. - Asunto C-148/02.

Recopilación de Jurisprudencia 2003 página I-11613


Conclusiones del abogado general

1. El presente asunto versa sobre el apellido que llevan los hijos nacidos en Bélgica de una pareja casada que reside allí. El padre es español, la madre belga y los hijos tienen doble nacionalidad.

2. Al inscribirse sus nacimientos en Bélgica, se dio a los niños el doble apellido de su padre -García Avello- compuesto con arreglo al Derecho y los usos españoles por el primer apellido del padre de aquél y el primer apellido de su madre.

3. Los padres solicitaron posteriormente a las autoridades belgas que se cambiase el apellido de los hijos por el de García Weber, para que reflejase el modelo español y quedase integrado por el primer apellido de su padre, seguido del apellido (de soltera) de su madre. Dicha solicitud fue denegada por ser contraria a la práctica seguida en Bélgica.

4. El Conseil d'État (Consejo de Estado) belga pretende que se dilucide si dicha denegación es contraria a principios del Derecho comunitario como los relativos a la nacionalidad de la Unión Europea y a la libertad de circulación de los ciudadanos.

Sistemas de denominación personal

5. En Europa, las personas llevan en general nombres de dos tipos. Existen lo que llamaré nombres, que son considerados (por corrientes que sean) una identificación personal, íntima e individual, y los apellidos (utilizo el término en sentido amplio), que casi siempre identifican a una persona con referencia a su familia o linaje y suelen considerarse en ese sentido una parte esencial de un patrimonio inalienable. Pero al margen de esta clasificación básica, existe una diversidad considerable.

6. La propia «denominación de los nombres» revela la existencia de diferencias y dificultades. En neerlandés, francés y alemán, por ejemplo, el término genérico «nombre» designa el apellido, utilizándose la palabra nombre en sentido estricto para referirse al nombre de pila. Sin embargo, ello no es de aplicación en el caso de los húngaros, que se espera que se conviertan pronto en ciudadanos de la Unión, y que colocan el apellido antes del nombre. En italiano y en español (y en buena medida en inglés), el término genérico «nombre» se reserva para el nombre de pila, utilizándose una palabra diferente para el apellido. Referirse al apellido como «nombre de familia» puede resultar equívoco, dado que no todos los miembros de la misma familia llevan necesariamente el mismo apellido. Por ejemplo, en Islandia (que no es un Estado miembro de la Unión sino del EEE), se identifica a la mayor parte de las personas mediante un nombre y una indicación de que son hijo o hija de su padre (o de su madre), identificado de manera similar tan sólo mediante el nombre. Ni tampoco «patronímico» es necesariamente preciso: un apellido puede ser «matronímico», y resulta relevante en el presente caso que en España los hijos no llevan el mismo apellido que uno de sus padres sino que cada generación compone nuevos apellidos incorporando el primer apellido de cada uno de los padres.

7. Para apreciar el significado del presente asunto, puede ser de utilidad analizar brevemente la serie de normas que regulan en los Estados miembros los procedimientos de fijación y modificación de los apellidos. En aras de la simplicidad, me referiré fundamentalmente al tipo de situación de que se trata en el procedimiento principal, el del apellido dado a un hijo nacido de una pareja casada. En otros casos -por ejemplo, cuando los padres no están casados en el momento del nacimiento del hijo, cuando un apellido del padre o de la madre es modificado posteriormente a través del matrimonio, divorcio y/o nuevo matrimonio, o cuando el hijo es adoptado- la situación puede ser diferente.

Derecho aplicable

8. En caso de conflicto entre los sistemas legales por los que se rige el apellido de una persona, la mayoría de los Estados miembros conceden prioridad al Derecho de la nacionalidad de aquélla como el Derecho que regula el estado civil. No obstante, Dinamarca y Finlandia aplican su propio Derecho a las personas domiciliadas en su territorio; en Suecia, el Derecho sueco se aplica a todos los ciudadanos nórdicos domiciliados en dicho país, el Derecho de la nacionalidad a todos los demás ciudadanos. En Irlanda y en el Reino Unido, no existe una norma específica reguladora de los conflictos de leyes; básicamente, esa norma es poco necesaria, dado que las leyes de dichos Estados miembros son suficientemente flexibles como para permitir la asignación o utilización de un nombre formado con arreglo a cualquier sistema.

9. En Bélgica, donde la persona de que se trata tiene más de una nacionalidad, una de las cuales es la belga, prima el Derecho belga. El Derecho español adopta la misma solución, mutatis mutandis, por lo que en el presente caso primaría el Derecho belga en Bélgica y el Derecho español en España.

Determinación del apellido de un hijo

10. En la mayoría de los Estados miembros, los hijos llevan en la práctica el mismo apellido que su padre, si bien en qué medida ello viene dictado por la ley y no por la tradición varía.

11. En Italia, el hijo nacido de una pareja casada deberá llevar siempre el apellido del padre, si bien esta regla se deriva del uso más que de la existencia de una ley, y se ha propuesto la adopción de una normativa que permita una mayor flexibilidad. En la mayoría de los demás Estados miembros, los padres disponen de ciertas posibilidades de elección, si bien ésta, en general, está restringida a los propios apellidos de los padres.

12. Una regla frecuentemente seguida es fundamentalmente la de que, si los padres utilizan el mismo apellido (normalmente el de uno de los cónyuges), el hijo llevará ese apellido pero que, de lo contrario, podrán elegir para el hijo o bien el apellido del padre o el de la madre. Otra regla vigente en varios Estados miembros es la de que todos los hijos de una pareja deberán llevar el mismo apellido, de forma que en la práctica únicamente el primogénito tendrá posibilidades de elección.

13. La posibilidad de combinar los apellidos de ambos padres en el apellido del hijo es objeto de normas de conflicto en diferentes Estados miembros. En algunos, ello está específicamente permitido o incluso impuesto, en otros, expresamente prohibido. En Dinamarca, parece que existe la posibilidad de unir con un guión los dos apellidos pero no la de combinarlos sin dicho guión. En Portugal, la regla es, al parecer, considerablemente más flexible: un hijo puede llevar un apellido compuesto por hasta cuatro elementos elegidos entre los apellidos que lleven uno o ambos padres o, en realidad, por uno o más abuelos, si bien parece que los apellidos se forman, en general, siguiendo unas directrices que reflejan el sistema español (literalmente, ya que habitualmente se invierte el orden de los elementos paterno y materno).

14. La mayor libertad de elección en la Unión Europea parece que se da en el Reino Unido, donde (como en otros muchos regímenes de common-law de todo el mundo) básicamente no existe ninguna norma jurídica que determine el apellido que ha de llevar un hijo. En consecuencia, al inscribir un nacimiento, en teoría, los padres pueden elegir el apellido que deseen, aun cuando sea una realidad social que el apellido del padre es, con mucho, el que prevalece.

15. En Bélgica, la regla establecida en el artículo 335 del Código Civil es en la actualidad básicamente la de que un hijo lleva solamente el apellido del padre, a menos que o bien no esté acreditada la paternidad o el padre esté casado con una mujer distinta de la que es la madre, llevando en estos dos últimos casos el hijo el apellido de la madre.

16. Han sido presentadas al legislativo federal belga varias propuestas de cambios. De ser adoptados, dichos cambios permitirían una mayor libertad de elección de apellidos, incluida la posibilidad de seguir principios similares a los utilizados en España. No obstante, en la vista el representante del Gobierno belga señaló que la iniciativa de dichas propuestas corrió a cargo de legisladores individuales y no del Gobierno, y que el examen de éstas se había pospuesto sine die, habida cuenta de la celebración de las próximas elecciones parlamentarias.

17. En España, las reglas aplicables han de encontrarse fundamentalmente en los artículos 108 y 109 del Código Civil. Como ya he explicado, la regla general y tradicional es la de que cada hijo nacido de una pareja casada lleva dos apellidos, el primero del padre seguido del primero de la madre.

18. En 1999, fue modificado el artículo 109 para permitir a los padres la posibilidad de decidir, antes del nacimiento de su primer hijo, dar a todos sus hijos apellidos integrados por esos mismos apellidos pero en orden inverso, anteponiendo el primer apellido de la madre.

Cambio de apellido

19. Al igual que sucede con la determinación de los apellidos, existe una gran diversidad en los Estados miembros por lo que respecta a las circunstancias en que una persona puede adquirir o utilizar un apellido distinto del que figura en su inscripción en el registro civil. En la mayoría de los casos, se considera que la conexión de una persona con su apellido es para toda la vida, tanto desde el punto de vista jurídico como de la práctica social (con la excepción de los cambios que se producen en el momento de contraer matrimonio y/o a la disolución de éste). No obstante, pueden darse excepciones al principio general.

20. Una vez más, la posición más liberal se encuentra en el Reino Unido, donde es posible o bien utilizar simplemente un nombre...

To continue reading

Request your trial
9 practice notes
  • Herbert Schwarz and Marga Gootjes-Schwarz v Finanzamt Bergisch Gladbach.
    • European Union
    • Court of Justice (European Union)
    • 11 September 2007
    ...(see, in particular, Case C-184/99 Grzelczyk [2001] ECR I-6193, paragraph 31; Case C‑224/98 D’Hoop [2002] ECR I-6191, paragraph 28; Case C-148/02 GarciaAvello [2003] ECR I-11613, paragraphs 22 and 23; and Case C-224/02 Pusa [2004] ECR I-5763, paragraph 16). 87 Situations falling within the ......
  • Egon Schempp v Finanzamt München V.
    • European Union
    • Court of Justice (European Union)
    • 12 July 2005
    ...(sentencias de 20 de septiembre de 2001, Grzelczyk, C‑184/99, Rec. p. I‑6193, apartados 30 y 31; de 2 de octubre de 2003, Garcia Avello, C‑148/02, Rec. p. I‑11613, apartados 22 y 23, y de 15 de marzo de 2005, Bidar, C‑209/03, Rec. p. I‑0000, apartado 31). 16 Con arreglo al artículo 17 CE, a......
  • Ilonka Sayn-Wittgenstein v Landeshauptmann von Wien.
    • European Union
    • Court of Justice (European Union)
    • 22 December 2010
    ...los Estados miembros (sentencia Grunkin y Paul, antes citada, apartados 21 y 22). 55 En la sentencia de 2 de octubre de 2003, Garcia Avello (C‑148/02, Rec. p. I‑11613), se declaró incompatible con los artículos 12 CE y 17 CE una legislación de un Estado miembro que obliga a una persona a us......
  • Carlos Garcia Avello v Belgian State.
    • European Union
    • Court of Justice (European Union)
    • 2 October 2003
    ...de l'Union européenne - Transmission du nom de famille - Enfants de ressortissants d'États membres - Double nationalité. - Affaire C-148/02. Recueil de jurisprudence 2003 page 00000 Sommaire Parties Motifs de l'arrêt Décisions sur les dépenses Dispositif Mots clés 1. Citoyenneté de l'Union ......
  • Request a trial to view additional results
9 cases
  • Herbert Schwarz and Marga Gootjes-Schwarz v Finanzamt Bergisch Gladbach.
    • European Union
    • Court of Justice (European Union)
    • 11 September 2007
    ...(see, in particular, Case C-184/99 Grzelczyk [2001] ECR I-6193, paragraph 31; Case C‑224/98 D’Hoop [2002] ECR I-6191, paragraph 28; Case C-148/02 GarciaAvello [2003] ECR I-11613, paragraphs 22 and 23; and Case C-224/02 Pusa [2004] ECR I-5763, paragraph 16). 87 Situations falling within the ......
  • Egon Schempp v Finanzamt München V.
    • European Union
    • Court of Justice (European Union)
    • 12 July 2005
    ...(sentencias de 20 de septiembre de 2001, Grzelczyk, C‑184/99, Rec. p. I‑6193, apartados 30 y 31; de 2 de octubre de 2003, Garcia Avello, C‑148/02, Rec. p. I‑11613, apartados 22 y 23, y de 15 de marzo de 2005, Bidar, C‑209/03, Rec. p. I‑0000, apartado 31). 16 Con arreglo al artículo 17 CE, a......
  • Ilonka Sayn-Wittgenstein v Landeshauptmann von Wien.
    • European Union
    • Court of Justice (European Union)
    • 22 December 2010
    ...los Estados miembros (sentencia Grunkin y Paul, antes citada, apartados 21 y 22). 55 En la sentencia de 2 de octubre de 2003, Garcia Avello (C‑148/02, Rec. p. I‑11613), se declaró incompatible con los artículos 12 CE y 17 CE una legislación de un Estado miembro que obliga a una persona a us......
  • Carlos Garcia Avello v Belgian State.
    • European Union
    • Court of Justice (European Union)
    • 2 October 2003
    ...de l'Union européenne - Transmission du nom de famille - Enfants de ressortissants d'États membres - Double nationalité. - Affaire C-148/02. Recueil de jurisprudence 2003 page 00000 Sommaire Parties Motifs de l'arrêt Décisions sur les dépenses Dispositif Mots clés 1. Citoyenneté de l'Union ......
  • Request a trial to view additional results

VLEX uses login cookies to provide you with a better browsing experience. If you click on 'Accept' or continue browsing this site we consider that you accept our cookie policy. ACCEPT