Decisión 1098/2008/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de octubre de 2008, relativo al Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (2010) (1)

Sección:Decisión
Emisor:Parlamento Europeo y Consejo de la Unión Europea
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

DECISIONES ADOPTADAS CONJUNTAMENTE POR EL PARLAMENTO EUROPEO Y POR EL CONSEJO DECISIÓN 1098/2008/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 22 de octubre de 2008 relativo al Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (2010) (Texto pertinente a efectos del EEE) EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea y, en particular, su artículo 137, apartado 2,

Vista la propuesta de la Comisión,

Visto el dictamen del Comité Económico y Social Europeo (1),

Visto el dictamen del Comité de las Regiones (2),

De conformidad con el procedimiento establecido en el artículo 251 del Tratado (3),

Considerando lo siguiente:

(1) La lucha contra la pobreza y la exclusión social es uno de los compromisos más firmes de la Unión Europea y sus Estados miembros.

(2) El Tratado de Amsterdam en 1997 añadió nuevas dispo siciones en materia de lucha contra la exclusión social entre los ámbitos de actuación existentes recogidos por las disposiciones de la política social en el Tratado CE --en particular sus artículos 136 y 137-- y proporcionó un nuevo marco jurídico y una nueva base jurídica para nuevos compromisos políticos en este ámbito.

(3) El Consejo Europeo reunido en Lisboa el 23 y 24 de marzo de 2000 reconoció que el nivel de pobreza y exclusión social era inaceptable. Así, la construcción de una Unión Europea más integradora se consideró un elemento crucial para lograr en diez años el objetivo estratégico de la Unión, a saber, el crecimiento econó mico, puestos de trabajo más numerosos y de mejor calidad y una mayor cohesión social.

(4) El Consejo Europeo de Lisboa pidió a los Estados miem bros y a la Comisión Europea que tomaran medidas que tuvieran 'un impacto decisivo en la erradicación de la pobreza' a más tardar en 2010. Por ello, el Consejo Europeo de Lisboa aceptó adoptar un Método Abierto de Coordinación (MAC) en este ámbito.

(5) Desde el principio, el MAC en materia de protección social e inclusión social ha sido una herramienta impor tante para apoyar este compromiso político y reforzar la capacidad de la UE de ayudar a los Estados miembros en su esfuerzo por lograr una mayor cohesión social en Europa.

(6) El MAC ayuda a profundizar el aprendizaje mutuo y ha sensibilizado a los ciudadanos sobre el carácter pluridi mensional de la exclusión y la pobreza. Así pues, el MAC crea las condiciones para influir más sobre el terreno y hacer que la adhesión de la Unión Europea a los valores sociales sea más visible para sus ciudadanos.

(7) A pesar de estos logros, una gran parte de la población sigue sufriendo privaciones o un acceso limitado y desi gual a los servicios o está excluida de la sociedad. El informe conjunto sobre protección e inclusión social 2008 destaca el hecho de que 78 millones de personas en la Unión Europea viven con riesgo de caer en la pobreza, de los cuales, 19 millones son niños. La brecha de género representa aproximadamente dos puntos por centuales.

(8) Además, las desigualdades de renta y la pobreza extrema son asuntos cada vez más preocupantes en toda la Unión.

(9) Existe la necesidad, al objeto de posibilitar la cohesión social y económica, de prestar apoyo a las regiones más desfavorecidas, a las que padecen un retraso estructural permanente, a las regiones ultraperiféricas, a determina das islas y Estados miembros insulares y a las regiones que han sido víctimas recientemente de la desindustriali zación o de reconversiones industriales.

ESL 298/20 Diario Oficial de la Unión Europea 7.11.2008 (1) DO C 224 de 30.8.2008, p. 106.

(2) Dictamen de 18 de junio de 2008 (no publicado aún en el Diario Oficial).

(3) Dictamen del Parlamento Europeo de 17 de junio de 2008 (no publicado aún en el Diario Oficial), y Decisión del Consejo de 2 de octubre de 2008.

(10) La exclusión social perjudica al bienestar de los ciudada nos, dificultando su capacidad de expresarse y de parti cipar en la sociedad. Es importante, por tanto, que este aspecto tenga una visibilidad adecuada durante el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (en lo sucesivo denominado 'el Año Europeo').

(11) En su Resolución de 15 de noviembre de 2007 sobre la evaluación de la realidad social, el Parlamento Europeo destacó que el fortalecimiento de la cohesión social y la erradicación de la pobreza y de la exclusión social deben convertirse en una prioridad política de la Unión Euro pea.

(12) La lucha contra la pobreza y la exclusión social se ha de abordar tanto en el seno de la Unión Europea como a nivel exterior, con arreglo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas que han suscrito la Unión Europea y sus Estados miembros.

(13) El problema de la pobreza y la exclusión social adopta formas amplias, complejas y pluridimensionales. Guardan relación con una gran cantidad de factores, como los ingresos y las condiciones de vida, la necesidad de opor tunidades educativas y de trabajo dignos, los sistemas de protección social eficaces, la vivienda, el acceso a servi cios sanitarios y otros servicios de buena calidad, así como una ciudadanía activa. Por consiguiente, deben participar los interesados en todos los ámbitos políticos pertinentes.

(14) Por consiguiente, la prevención y la lucha contra la po breza requieren políticas pluridimensionales a nivel na cional, regional y local que garanticen el equilibrio entre las políticas económicas y sociales y estrategias focali zadas para los grupos o las personas en situaciones par ticularmente vulnerables. El Año Europeo puede ayudar a estimular este tipo de políticas pluridimensionales, al igual que el desarrollo posterior de los indicadores perti nentes.

(15) La Agenda Social 2005-2010, que complementa y apoya la estrategia de Lisboa, tiene un papel clave para promo ver la dimensión social del crecimiento económico y la participación activa de los ciudadanos en la sociedad y en el mercado de trabajo. Una de sus prioridades es el fo mento de la igualdad de oportunidades para todos como vector de la solidaridad social e intergeneracional y la creación de una sociedad sin pobreza y más inclusiva.

(16) En sus Planes Nacionales de Acción para la Inclusión Social, varios Estados miembros destacan el alto riesgo de pobreza y/o exclusión a que se enfrentan grupos par ticulares, como los niños, los jóvenes que abandonan prematuramente el sistema escolar, las familias monopa rentales, las familias numerosas, las familias con una única fuente de ingresos, los jóvenes, en particular las mujeres jóvenes, las personas mayores, los inmigrantes y las minorías étnicas, las personas con discapacidad y sus cuidadores, las personas sin hogar, los desempleados, en particular los desempleados de larga duración, los presos, las mujeres y los niños que son víctimas de la violencia, y los drogadictos. Las políticas nacionales y las medidas de apoyo dirigidas a los grupos más vulnerables pueden desempeñar un papel importante en la lucha contra la pobreza y la exclusión social.

(17) El empleo digno puede reducir notablemente el riesgo de pobreza de las personas. Sin embargo, el empleo por sí mismo no siempre es condición suficiente para alejarlas de la misma, por lo que la tasa de personas con riesgo de caer en la pobreza sigue siendo relativamente alta incluso para quienes trabajan. La pobreza de las personas con empleo va unida a una baja remuneración, diferencias retributivas entre hombres y mujeres, escasas cualificacio nes, oportunidades limitadas de formación profesional, la necesidad de combinar trabajo y familia, empleo y con diciones laborales precarias, y también a unas condicio nes difíciles de vivienda. Por tanto, un empleo de calidad y el apoyo social y económico son esenciales para alejar a las personas de la pobreza.

(18) La falta de competencias y cualificaciones básicas adap tadas a las nuevas exigencias del mercado laboral es también una barrera importante para integrarse en la sociedad. Cada vez hay más peligro de que la sociedad se escinda entre quienes tienen acceso al aprendizaje permanente para aumentar su empleabilidad y su adap tabilidad, así como para favorecer su desarrollo personal y su ciudadanía activa, y quienes siguen estando exclui dos y se ven confrontados con algún tipo de discrimina ción. Quienes no posean unas cualificaciones adecuadas encontrarán más difícil incorporarse al mercado de tra bajo y encontrar un empleo de calidad, y es más proba ble que pasen largos períodos desempleados y, en caso de que trabajen, tienen más probabilidad de tener un em pleo poco remunerado.

(19) La disponibilidad y la capacidad de utilizar tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) es un requisito previo para la inclusión que cobra cada vez más impor tancia. En una declaración ministerial aprobada el 11 de junio de 2006 en Riga se pide una sociedad de la infor mación para todos.

(20) Un factor clave para que la acción comunitaria de lucha contra la pobreza y la exclusión social tenga éxito es la amplitud del apoyo popular y político. Además, la apli cación efectiva de la legislación de la UE sobre igualdad de oportunidades y no discriminación contribuye igual mente al logro de los objetivos del Año Europeo. Este Año Europeo debe, por consiguiente, actuar como catali zador para sensibilizar, dar impulso a la acción e inter cambiar las mejores prácticas entre los Estados miem bros, las autoridades locales y regionales y las organiza ciones internacionales activas en el ámbito de la lucha contra la pobreza. Debe ayudar a centrar la atención política y a movilizar a todas las personas afectadas para impulsar y reforzar el MAC en materia de protec ción social e inclusión social, así como para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA