El Parlamento Europeo da un paso en la futura aplicación del protocolo de Cartagena

 
EXTRACTO GRATUITO

El pasado cuatro de junio, el Parlamento Europeo aprobó un reglamento sobre los movimientos transfronterizos de OGMs que supone la aplicación a nivel comunitario del protocolo de Cartagena sobre seguridad biológica. No obstante la aprobación del Reglamento puede retrasarse ya que los parlamentarios han reintroducido enmiendas previamente excluidas por el Consejo, lo que obligara a Parlamento y Consejo a llegar a nuevos acuerdos para que el procedimiento legislativo siga adelante.

El protocolo de Cartagena recoge fundamentalmente tres principios: el primero es que no se debe producir ninguna importación de OGMs sin el consentimiento del país importador; el segundo es que corresponde a los estados tomar las medidas apropiadas para prevenir movimientos transfronterizos involuntarios de este tipo de productos; y, por último, el protocolo establece la responsabilidad del exportador.

Como se ha mencionado, el Parlamento en su sesion plenaria ha introducido enmiendas en el texto. Los cambios más relevantes se refiere a las normas de notificación: el Parlamento pretende que sea necesaria una notificación de exportación en los casos de movimientos transfronterizos de OGMs cuyo destino sea quedar expuestos al medioambiente de forma directa o indirecta.

Además, el Parlamento defiende que la notificación debe ser necesaria no solo en el primer movimiento transfronterizo del producto sino en cada uno de los movimientos siguientes, a no ser que el país de importación declare expresamente y por escrito que no se requiere su autorización para tales movimientos.

Otra de las enmiendas introducidas requiere que los exportadores de productos alimentarios que contengan o que se hayan producido a partir de OGMs deban cumplir con las normas del país de importación en lo relativo a los procedimientos de notificación.

En cuanto a la información que debe...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA