La Comisión publica Preguntas y respuestas sobre las EET en las especies ovina y caprina

 
EXTRACTO GRATUITO

La Comisión Europea acaba de publicar en su página web Preguntas y respuestas sobre las EET (encefalopatías espongiformes transmisibles) en las especies ovina y caprina , que servirá de guía a industria, consumidores y organismos públicos para la gestiónde las ETT en estas especies.

Las EET constituyen una familia de enfermedades que afectan al ser humano y los animales y se caracterizan por una degeneración del tejido cerebral que produce una apariencia espongiforme.

Dicha familia abarca diversas dolencias, como la enfermedad de Creutzfeldt Jakob (ECJ), que se registra en el ser humano, la encefalopatía espongiforme bovina (EEB), de la especie bovina, y la tembladera, de las especies ovina y caprina. Mientras la EEB sólo se ha identificado recientemente, la tembladera se conoce desde hace siglos y, según los datos disponibles, no se considera transmisible al ser humano ni supone riesgo para el hombre.

No obstante, la legislación comunitaria vigente destinada a evitar la difusión y transmisión de la EEB es aplicable también a las especies ovina y caprina como medida cautelar (es decir, la eliminación de materiales especificados de riesgo, en concreto los sesos y el tuétano desde 2000 y la prohibición de la utilización de harina de carne y huesos de mamíferos en la alimentación de los rumiantes desde 1994).

¿Hay pruebas o razones para sospechar que las especies ovina y caprina puedan padecer también la EEB?

Nunca se ha detectado la EEB en animales de especie ovina que pastan en el campo. Sin embargo, se sabe que en los años ochenta y principios de los noventa se alimentó parcialmente a algunos animales de dicha especie en el Reino Unido y otros países con piensos que contenían el mismo tipo de harinas de carne y huesos (HCH) que provocó la difusión de la EEB en el ganado bovino. Ello indujo a los científicos a plantearse si la EEB también podría haber infectado al ganado de pequeños rumiantes. Desde 1994 está prohibido alimentar a los rumiantes con HCH; desde enero de 2001 está en vigor la prohibición total de alimentar a los animales de granja con HCH. Se considera que las HCH son la vía de transmisión de la EEB cuando derivan de material procedente de animales infectados.

También se sabe desde hace tiempo que se puede transmitir experimentalmente a animales de especie ovina una enfermedad del tipo de la EEB alimentándolos con material procedente de los sesos de vacas afectadas por la EEB. Esta enfermedad provocada artificialmente en pruebas experimentales no puede distinguirse de la tembladera mediante el examen de los síntomas clínicos ni mediante las pruebas rápidas que se realizan en los sesos. Únicamente puede diferenciarse con certeza de la tembladera mediante un bioensayo en ratones, una técnica de ensayo que puede tardar incluso dos años en completarse.

El número limitado de bioensayos en ratones que se han realizado en casos naturales de tembladera hasta el momento no ha producido una cepa afín a la EEB y hasta ahora no hay pruebas de la existencia de la EEB en ganado ovino y caprino en condiciones naturales. Los comités científicos de la UE examinan de manera permanente cualquier nuevo indicio.

Información general sobre las eet en las especies ovina y caprina

¿Cuánto tiempo viven los animales de especie ovina y caprina?

Las especies ovina y caprina son rumiantes que tienen una vida útil de corta duración. Según el mercado al que vayan dirigidos, la mayoría de los corderos son sacrificados entre los tres meses y el año de vida; hay un mercado limitado de corderos de varias semanas de edad. El promedio de edad en que se sacrifica a las hembras de especie ovina o caprina se sitúa entre los 6 y los 7 años. Las canales de estos animales de más edad suelen utilizarse para la elaboración de productos cárnicos, para el consumo humano, o en alimentos para animales domésticos.

¿En qué consiste su alimentación?

Los animales de especie ovina o caprina que se reservan para la producción de leche suelen alimentarse con raciones de pienso concentrado. También es práctica común alimentar con piensos concentrados a las ovejas que están amamantando durante unas semanas después de parir. Es asimismo frecuente la alimentación selectiva (sistema consistente en que únicamente los corderos pueden acceder a los concentrados, pero no los animales de más edad) de los corderos nacidos prematuramente con una ración muy apetitosa. Con todo, suelen utilizarse mucho menos los alimentos concentrados en el sector ovino y caprino que en el bovino.

¿Qué se sabe acerca de la tembladera?

La tembladera es una EET que afecta a las especies caprina y ovina, conocida desde hace casi tres siglos. Se supone que la tembladera puede transmitirse horizontalmente, de un animal a otro, o por vía ambiental, o bien verticalmente, de la oveja al cordero. Los corderos jóvenes, de menos de doce meses, pueden desarrollar la enfermedad, pero los síntomas clínicos se dan principalmente en animales con edades situadas entre los 2 y los 5 años. Los síntomas clínicos son el frotamiento o rascado continuo del cuerpo, los cambios de comportamiento, como la depresión, el nerviosismo o la agresividad, y los cambios de postura y movimiento, como temblores y tropezones, y acaban conduciendo a la muerte.

¿Son igualmente propensos todos los ovinos y caprinos a las EET?

No. Las investigaciones han demostrado que algunos genotipos de la especie ovina son resistentes a la tembladera, otros son bastantes propensos y en una situación intermedia se sitúa una gama de genotipos que presentan diversos grados de resistencia a la enfermedad. La proporción entre genotipos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA