Recomendación del Parlamento Europeo, de 16 de septiembre de 2021, al Consejo, a la Comisión y al vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad sobre la dirección de las relaciones políticas entre la Unión y Rusia (2021/2042(INI))

SectionSerie C
Issuing OrganizationParlamento Europeo

11.3.2022 ES Diario Oficial de la Unión Europea C 117/170

— Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Rusia, en particular las de 18 de septiembre de 2014, sobre la situación en Ucrania y el estado de las relaciones UE-Rusia (1), de 11 de junio de 2015, sobre la situación militar estratégica en la cuenca del mar Negro tras la anexión ilegal de Crimea por Rusia (2), de 16 de marzo de 2017, sobre los presos ucranianos en Rusia y la situación en Crimea (3), de 14 de junio de 2018, sobre los territorios georgianos ocupados diez años después de la invasión rusa (4), de 23 de noviembre de 2016, sobre la comunicación estratégica de la Unión para contrarrestar la propaganda de terceros en su contra (5), de 12 de marzo de 2019, sobre la situación de las relaciones políticas entre la Unión Europea y Rusia (6), de 19 de septiembre de 2019, sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa (7), de 19 de diciembre de 2019, sobre la Ley rusa de «agentes extranjeros» (8), de 17 de septiembre de 2020, sobre la situación en Rusia, en particular la intoxicación de Alexéi Navalny (9), de 21 de enero de 2021, sobre la detención de Alexéi Navalni (10), de 29 de abril de 2021, sobre Rusia, en particular el caso de Alexéi Navalni, el despliegue militar en la frontera de Ucrania y el ataque ruso en la República Checa (11), y de 10 de junio de 2021, sobre la designación de ONG alemanas como «organizaciones indeseables» por Rusia y la detención de Andrei Pivovarov (12),

— Vistos la Carta de las Naciones Unidas, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales del Consejo de Europa,

— Vista la pertenencia de la Federación de Rusia al Consejo de Europa y a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), y los consiguientes compromisos y obligaciones,

— Vistas las medidas restrictivas de la Unión en respuesta a la crisis de Ucrania, que están en vigor desde 2014,

— Visto el conjunto de medidas para la aplicación de los Acuerdos de Minsk, adoptado y firmado en Minsk el 12 de febrero de 2015 y adoptado en su totalidad por la Resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas 2202 (2015), de 17 de febrero de 2015,

— Vistos los resultados del Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión de 14 de marzo de 2016, en particular el acuerdo sobre los cinco principios rectores de la política de la Unión respecto a Rusia, así como las conclusiones del Consejo Europeo de los días 24 y 25 de mayo de 2021 sobre Rusia y de 24 de junio de 2021 sobre relaciones exteriores,

— Vista la Comunicación conjunta de la Comisión y del alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, de 16 de junio de 2021, titulada «Relaciones UE-Rusia: Rechazo, contención e implicación» (JOIN(2021)0020),

— Vista la Comunicación conjunta de la Comisión y del alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, de 10 de junio de 2020, titulada «La lucha contra la desinformación acerca de la COVID-19: contrastando los datos» (JOIN(2020)0008),

— Vista la Declaración conjunta de la Plataforma de Crimea de 23 de agosto de 2021,

— Visto el artículo 118 de su Reglamento interno,

— Visto el informe de la Comisión de Asuntos Exteriores (A9-0259/2021),

  1. Considerando que Rusia forma parte integral del continente europeo y es el mayor vecino de la Unión y que existe una fuerte interdependencia histórica, así como lazos culturales y humanos, entre Rusia y los Estados miembros de la Unión; que los acontecimientos en Rusia en lo que a sus políticas y las características de sus autoridades respecta están afectando directamente tanto a la Unión como a la vecindad inmediata de esta; que, a pesar de los obstáculos impuestos en 2014, la Unión sigue siendo el mayor socio comercial de Rusia y Rusia es el quinto mayor socio comercial de la Unión; que la Unión es el principal inversor en Rusia;

  2. Considerando que en el Parlamento Europeo se distingue entre el pueblo ruso y el régimen del presidente Putin, una cleptocracia autoritaria estancada dirigida por un presidente vitalicio rodeado de un círculo de oligarcas; que las acciones críticas propuestas en la presente Recomendación van por tanto dirigidas contra el régimen del presidente Putin y sus actos delictivos y políticas antidemocráticas, al tiempo que se hace hincapié en el carácter urgente de entablar contacto con la ciudadanía rusa para mostrarle que la Unión Europea está en disposición de atender sus inquietudes;

  3. Considerando que el principal interés de la Unión consiste en proteger la libertad, la estabilidad y la paz dentro y fuera del continente europeo, las cuales se ven amenazadas por las agresivas políticas de las autoridades rusas, que representan una de las principales dificultades que se le plantean a la agenda estratégica y de política exterior de la Unión;

  4. Considerando que el futuro de Rusia puede ser democrático; que, como todos los pueblos, la ciudadanía rusa aspira a los valores universales de libertad y democracia; que la Unión debe presentar al pueblo ruso propuestas concretas para una cooperación mutuamente beneficiosa;

  5. Considerando que en la estrategia de la Unión con respecto a Rusia se han de conjugar dos objetivos principales: en primer lugar, poner fin a las agresiones exteriores y la represión interior del Kremlin y, en segundo lugar, colaborar con el pueblo ruso y ayudarle a construir ese otro futuro para Rusia, lo que beneficiaría a todos los pueblos del continente europeo, en particular al ruso;

  6. considerando que las relaciones de la Unión con la Federación de Rusia se basan en los principios del Derecho internacional, los principios fundacionales de la OSCE, la democracia, la resolución pacífica de los conflictos y las relaciones de buena vecindad; que, a pesar de haberse comprometido a respetar estos principios, el Gobierno ruso actual ha hecho patente su desdén por ellos; que Rusia abusa de instituciones internacionales, principalmente las Naciones Unidas y la OSCE, para impedir la justicia y la resolución de conflictos en todo el mundo;

  7. Considerando que, en 2019, Rusia se reincorporó al Consejo de Europa, pero no cesan sus graves violaciones de los derechos humanos, así como tampoco su negativa a cumplir las decisiones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos;

  8. Considerando que la política exterior del presidente Putin resulta claramente agresiva y revisionista, ya que busca ser considerado el defensor de los intereses rusos e intenta hacerse con el control de, entre otros territorios, aquellos que, a su parecer, se perdieron tras el desmoronamiento de la Unión Soviética; que los objetivos del régimen del presidente Putin incluyen asimismo los siguientes elementos: afirmar su autoridad en cuanto gran potencia; consolidar la injerencia del régimen en países postsoviéticos, sin limitarse a estos; situar la soberanía de los Estados poderosos por encima del derecho a la soberanía de otros Estados; utilizar la idea de proteger a las personas de etnia rusa en el extranjero como justificación para la guerra híbrida y la desinformación; aprovechar las zonas de conflictos enquistados como elemento estratégico para la injerencia en los países afectados impidiendo el acercamiento de estos a la Unión y a la OTAN; utilizar los recursos energéticos y las prácticas ilícitas de blanqueo de capitales como instrumentos de manipulación y chantaje; socavar el modelo de democracia liberal y presentar a Rusia como moralmente superior y a Occidente como moralmente inferior; suprimir la democracia, la oposición democrática y el derecho del pueblo a expresar su libre voluntad en Rusia; que el régimen del presidente Putin rechaza de manera especial el multilateralismo y el orden internacional basado en el Estado de Derecho y hace caso omiso del Derecho internacional, en particular de los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, el Acta final de Helsinki de 1975 y la Carta de París de la OSCE de 1990, como queda demostrado, entre otras acciones, con las modificaciones constitucionales de 2020, cuyo proceso de adopción ha sido tildado de claramente inadecuado por la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho (Comisión de Venecia) y ha constituido una vulneración tanto del Derecho de Rusia como de sus obligaciones en el marco de la OSCE; que hay más de un millar de sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que Rusia no ha cumplido;

    I. Considerando que el actual régimen ruso está amenazando la paz y la seguridad en Europa al seguir cometiendo violaciones sistémicas de los derechos humanos contra su pueblo y manteniendo conductas agresivas en su política exterior, incluidas, entre otras, las siguientes: ejercicios y despliegues militares a gran escala, la ocupación y anexión ilegal y violenta de Crimea, la violación de la integridad territorial y la desestabilización de Ucrania, Georgia y Moldavia, el mantenimiento de conflictos enquistados y el incumplimiento de los acuerdos de cese de hostilidades en Georgia y Ucrania, supuestos actos terroristas en el territorio de Estados miembros de la Unión, como Chequia, ciberataques y ataques a infraestructuras sensibles en Estados miembros de la Unión, violaciones del Derecho internacional, injerencia electoral, y violaciones del espacio marítimo y aéreo de países de las regiones del mar Báltico y el mar Negro; que la falta de respuesta adecuada por parte de la Unión a las diversas agresiones rusas desde la dirigida contra Georgia en 2008 ha llevado a Rusia a proseguir sus campañas militares y políticas agresivas tanto en sus países vecinos como en otros, debilitando y socavando así la estabilidad y el orden internacional basado en normas en Europa y en otros lugares;

  9. Considerando que el Gobierno ruso sigue almacenando...

To continue reading

Request your trial

VLEX uses login cookies to provide you with a better browsing experience. If you click on 'Accept' or continue browsing this site we consider that you accept our cookie policy. ACCEPT