SABEL BV contra Puma AG, Rudolf Dassler Sport.

JurisdictionEuropean Union
ECLIECLI:EU:C:1997:528
Docket NumberC-251/95
Celex Number61995CJ0251
CourtCourt of Justice (European Union)
Procedure TypeReference for a preliminary ruling
Date11 November 1997
61995J0251

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA

de 11 de noviembre de 1997 ( *1 )

En el asunto C-251/95,

que tiene por objeto una petición dirigida al Tribunal de Justicia, con arreglo al artículo 177 del Tratado CE, por el Bundesgerichtshof, destinada a obtener, en el litigio pendiente ante dicho órgano jurisdiccional entre

SABEL BV

y

Puma AG, Rudolf Dassler Sport,

una decision prejudicial sobre la interpretación de la letra b) del apartado 1 del artículo 4 de la Directiva 89/104/CEE del Consejo, de 21 de diciembre de 1988, Primera Directiva relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de marcas (DO 1989, L 40, p. 1),

EL TRIBUNAL DE JUSTICIA,

integrado por los Sres.: G.C. Rodríguez Iglesias, Presidente; C. Gulmann (Ponente), H. Ragnemalm, M. Wathelet, Presidentes de Sala; G.F. Mancini, J.C. Moitinho de Almeida, P.J.G. Kapteyn, J.L. Murray, D.A.O. Edward, J.-P. Puissochet, G. Hirsch, P. Jann y L. Sevón, Jueces;

Abogado General: Sr. F.G. Jacobs;

Secretario: Sr. H.A. Rühi, administrador principal;

consideradas las observaciones escritas presentadas:

En nombre de Puma AG, Rudolf Dassler Sport, por el Sr. W. Hufnagel, Patentanwalt;

en nombre del Gobierno francés, por la Sra. C. de Salins, sous-directeur de la direction des affaires juridiques del ministère des Affaires étrangères, y el Sr. Philippe Martinet, secrétaire des affaires étrangères de la misma Dirección, en calidad de Agentes;

en nombre del Gobierno neerlandés, por el Sr. A. Bos, juridisch adviseur del Ministerie van Buitenlandse zaken, en calidad de Agente;

en nombre del Gobierno del Reino Unido, por la Sra. L. Nicoli, del Treasury Solicitor's Department, en calidad de Agente, asistida por el Sr. M. Silverleaf, Barrister;

en nombre de la Comisión de las Comunidades Europeas, por los Sres. J. Grunwald, Consejero Jurídico, y B. J. Drijber, miembro del Servicio Jurídico, en calidad de Agentes;

habiendo considerado el informe para la vista;

oídas las observaciones orales de SABEL BV, representada por el Sr. R. E. P. de Ranitz, Abogado de La Haya; del Gobierno belga, representado por Me A. Braun, Abogado de Bruselas; del Gobierno francés, representado por el Sr. P. Martinet; del Gobierno luxemburgués, representado por Me N. Decker, Abogado de Luxemburgo; del Gobierno del Reino Unido, representado por la Sra. L. Nicoli, asistida por el Sr. M. Silverleaf, y de la Comisión, representada por el Sr. J. Grunwald, expuestas en la vista de 28 de enero de 1997;

oídas las conclusiones del Abogado General, presentadas en audiencia pública el 29 de abril de 1997;

dicta la siguiente

Sentencia

1

Mediante resolución de 29 de junio de 1995, recibida en el Tribunal de Justicia el 20 de julio siguiente, el Bundesgerichtshof planteó, con arreglo al artículo 177 del Tratado CE, una cuestión prejudicial sobre la interpretación de la letra b) del apartado 1 del artículo 4 de la Directiva 89/104/CEE del Consejo, de 21 de diciembre de 1988, Primera Directiva relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de marcas (DO 1989, L 40, p. 1; en lo sucesivo, «Directiva»).

2

Dicha cuestión se suscitó en el marco de un litigio entre la sociedad neerlandesa SABEL BV (en lo sucesivo, «SABEL») y la sociedad alemana Puma AG, Rudolf Dassler Sport (en lo sucesivo, «Puma»), provocado por una solicitud de registro en Alemania de la marca IR 540.894, que se reproduce a continuación,

Image

para productos pertenecientes, entre otras, a la clase 18) Cuero e imitaciones de cuero; productos de estas materias no comprendidos en otras clases; bolsas y bolsos de mano, y a la clase 25) Vestidos, incluidos «panties», calcetines y medias, cinturones, chales, corbatas y tirantes; calzados; sombrerería.

3

Puma formulò oposición al registro de esta marca, alegando, bàsicamente, ser titular de la siguiente marca gràfica,

Image

prioritaria debido a su anterioridad y que había sido registrada en Alemania (con el n° 1.106.066) para, entre otros productos, el cuero y las imitaciones de cuero, los productos de estos materiales (bolsos) y para los vestidos.

4

El Deutsches Patentamt (Oficina alemana de marcas, patentes y modelos de utilidad) consideró que entre ambas marcas no existía ninguna concordancia desde el punto de vista del Derecho de marcas, por lo que denegó la oposición. Puma interpuso un recurso ante el Bundespatentgericht, que estimó parcialmente su demanda, al declarar que existía concordancia entre las marcas respecto a los productos de SABEL pertenecientes a las clases 18 y 25, que consideró idénticos o similares a los productos enumerados en la lista de artículos protegidos por la marca Puma. Por consiguiente, SABEL interpuso un recurso de «Rechtsbeschwerde» ante el Bundesgerichtshof contra tal denegación de su solicitud de registro.

5

El Bundesgerichtshof consideró, provisionalmente, que, según los principios aplicados hasta entonces en Derecho alemán para apreciar el riesgo de confusión, tal riesgo no existe, desde el punto de vista del Derecho de marcas, entre las dos marcas del litigio.

6

Los criterios de apreciación que aplicó para llegar a esta conclusión provisional son, básicamente, los siguientes:

Para apreciar el riesgo de confusión, debe tenerse en cuenta la impresión global producida por uno y otro signo. No es posible extraer un elemento de la totalidad del distintivo y limitar a este único elemento el examen del riesgo de confusión. Sin embargo, puede asignarse a determinado elemento un carácter distintivo particular característico del signo en su conjunto, pudiéndose, por consiguiente, admitir la existencia de un riesgo de confusión en caso de concordancia entre otro signo y el conjunto de dicho signo así caracterizado. Sin embargo, incluso en ese caso, deben compararse ambos signos considerados globalmente, y no sólo sus diferentes elementos (característicos).

Un signo puede tener un carácter distintivo particular, bien intrínsecamente, o bien gracias al prestigio alcanzado por la marca entre el público. El riesgo de confusión es tanto más elevado cuanto mayor resulta ser el carácter distintivo del signo. Sin embargo, en el presente caso, puesto que no se ha presentado ninguna alegación a este respecto, para examinar la similitud entre ambas marcas oponentes, puede partirse de que la marca anterior tiene, a lo sumo, un carácter distintivo normal.

La apreciación necesaria para determinar si un elemento presenta una importancia que caracterice el signo en su totalidad corresponde, esencialmente, a la competencia del Juez que conoce del fondo, debiéndose respetar, sin embargo, las pautas que dicta la lógica o la experiencia. No puede censurarse, desde el punto de vista jurídico, que el Bundespatentgericht subrayara la importancia del elemento figurativo de la marca de SABEL y atribuyera un carácter secundario al vocablo contenido en ella.

Deben fijarse requisitos estrictos para afirmar el riesgo de confusión entre elementos figurativos que se apoyen en un contenido descriptivo y presenten pocos rasgos imaginarios. La representación de un felino saltando constituye un elemento figurativo, fiel a unos rasgos naturales y reproducción del salto típico de los felinos. Las peculiaridades propias de la representación del felino saltando contenida en la marca de Puma, por ejemplo, el hecho de que se represente en forma de silueta recortada, no se encuentran en la marca de SABEL. La concordancia entre el elemento figurativo de uno y otro signo no puede, pues, invocarse para motivar la existencia de un riesgo de confusión.

7

Sin embargo, el Bundesgerichtshof tiene dudas sobre qué importancia debe darse al contenido conceptual de las marcas (en este caso, un «felino saltando») al determinar el riesgo de confusión, problema éste que resulta, en particular, de la ambigüedad de la terminología empleada en la letra b) del apartado 1 del artículo 4 de la Directiva, en virtud de la cual este riesgo «comprend(e) el riesgo de asociación con la marca anterior». Este órgano jurisdiccional se plantea, pues, si la mera asociación que podría hacer el público entre las dos marcas, por medio del concepto de «felino saltando», justifica que se deniegue a la marca de SABEL la protección en Alemania para productos similares a los enumerados en la lista de artículos amparados por la marca prioritaria de Puma.

8

La Directiva, a la que el Derecho alemán fue adaptado mediante la «Gesetz über den Schutz von Marken und sonstigen Kennzeichen» (Ley sobre la protección de las marcas y otros signos), de 25 de octubre de 1994 (BGBl. I, p. 3082), dispone, en la letra b) del apartado 1 de su artículo 4, lo siguiente:

«1. El registro de una marca será denegado o, si está registrada, podrá declararse su nulidad:

a)

[...]

b)

cuando, por ser idéntica o similar a la marca anterior y por ser idénticos o similares los productos o servicios designados por ambas marcas, exista por parte del público un riesgo de confusión, que comprenda el riesgo de asociación con la marca anterior.»

9

Según el décimo considerando de la Directiva:

«Considerando que la protección conferida por la marca registrada, cuyo fin es primordialmente garantizar la función de origen de la marca, es absoluta en caso de identidad entre la marca y el signo y entre los productos o servicios; que la protección cubre igualmente los casos de similitud entre la marca y el signo y entre los productos o servicios; que es imprescindible interpretar la noción de similitud en relación con el riesgo de confusión; que el riesgo de confusión...

To continue reading

Request your trial
172 practice notes
  • Opinion of Advocate General Kokott delivered on 17 October 2019.
    • European Union
    • Court of Justice (European Union)
    • 17 October 2019
    ...character, sufficient to give rise to a presumption of a likelihood of confusion […]» 9 Sentencias de 11 de noviembre de 1997, SABEL (C‑251/95, EU:C:1997:528), apartado 22; de 23 de marzo de 2006, Mülhens/OAMI (C‑206/04 P, EU:C:2006:194), apartado 18, y de 4 de julio de 2019, FTI Touristik/......
  • Opinion of Advocate General Pitruzzella delivered on 6 March 2019.
    • European Union
    • Court of Justice (European Union)
    • 6 March 2019
    ...EU:C:2008:217, paragraph 28). 27 See, to the same effect, recital 16 of Directive 2015/2436 28 See judgments of 11 November 1997, SABEL (C‑251/95, EU:C:1997:528, paragraph 23); of 22 June 2000, Marca Mode (C‑425/98, EU:C:2000:339, paragraph 40); of 6 October 2005, Medion (C‑120/04, EU:C:200......
  • Saint-Gobain Pam SA v Office for Harmonisation in the Internal Market (Trade Marks and Designs) (OHIM).
    • European Union
    • General Court (European Union)
    • 22 March 2007
    ...de dichas consideraciones y teniendo en cuenta la jurisprudencia [sentencias del Tribunal de Justicia de 11 de noviembre de 1997, SABEL, C‑251/95, Rec. p. I‑6191, apartado 23, y de 22 de junio de 1999, Lloyd Schuhfabrik Meyer, C‑342/97, Rec. p. I‑3819, apartado 25; sentencia del Tribunal de......
  • Przedsiębiorstwo Produkcyjno-Handlowe „Primart” Marek Łukasiewicz v European Union Intellectual Property Office.
    • European Union
    • Court of Justice (European Union)
    • 18 June 2020
    ...be appreciated globally, taking into account all factors relevant to the circumstances of the case (judgments of 11 November 1997, SABEL, C‑251/95, EU:C:1997:528, paragraph 22; of 12 June 2007, OHIM v Shaker, C‑334/05 P, EU:C:2007:333, paragraph 34; and of 20 September 2007, Nestlé v OHIM, ......
  • Request a trial to view additional results
169 cases
1 firm's commentaries

VLEX uses login cookies to provide you with a better browsing experience. If you click on 'Accept' or continue browsing this site we consider that you accept our cookie policy. ACCEPT