La UE adopta la vacunación de urgencia para futuros brotes de fiebre afosa

 
EXTRACTO GRATUITO

El pasado doce de junio, los Ministros de Agricultura de la Unión Europea dieron luz verde al uso de la vacunación de urgencia como herramienta para combatir futuros brotes de fiebre aftosa .

En la reunión, los ministros alcanzaron un acuerdo político sobre la directiva propuesta para controlar los brotes de fiebre aftosa que entrará en vigor en julio de 2004. La directiva dará a la Comisión Europea nuevos poderes para gestionar nuevos brotes de la enfermedad en la que también participarán las autoridades nacionales.

La principal novedad es que por primera vez desde 1992, la vacunación de urgencia aparece como una de las medidas clave para combatir la fiebre aftosa. Sin embargo, las nuevas normas no contemplan el uso de la vacunación profiláctica, prohibida en la UE desde 1990, ya que actualmente no existe ninguna vacuna que cubra los siete serotipos y los al menos 80 subtipos existentes de la enfermedad (véase FCN, 23 de diciembre, página 16).

Hay varias razones detrás de este cambio en la política de la UE a la que la Comisión ha denominado "una reforma cuidadosamente considerada en vez de una revolución." Así, la propia comisión se ha referido a los cambios en las normas comerciales internacionales y la existencia de pruebas de laboratorio que permiten identificar individuos de manadas infectadas para justificar el movimiento. Hay otras causas que subyacen, sobre todo evitar nuevas matanzas masivas en la cabaña ganadera que tuvieron en el pasado reciente un impacto muy negativo sobre el consumidor.

La directiva establece que la decisión de introducir la vacunación de urgencia puede tomarse no sólo a petición de la Comisión o del estado miembro afectado, sino también por cualquier país vecino en peligro y en colaboración con el país afectado.

El comisario para la salud y la protección al consumidor David Byrne, acogió el acuerdo con satisfacción, hasta el punto de referirse a él como una verdadera reforma. En su comentarios sobre la directiva, Byrne afirmó que establece de forma detallada las medidas a tomar para controlar y suprimir la enfermedad y los procedimientos de acceso a la situación de libre de fiebre aftosa, aspectos ambos clave para el comercio de ganado y productos ganaderos. También puso de manifiesto la importancia del sistema de notificación de casos sospechosos y las medidas que se deberán tomar en caso de confirmación de existencia de un brote con relación al ganado y los productos derivados.

Otro elemento novedoso del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA