La UE rechaza la creación de una zona libre de transgénicos en Austria

 
EXTRACTO GRATUITO

El pasado 2 de septiembre, la Comisión Europea rechazó la petición de las autoridades austríacas de prohibir la utilización de productos geneticamente modificados en la región de Alta Austria, incluidos los autorizados por las autoridades comunitarias.

Como era de esperar, la industria de la biotecnología reaccionó favorablemente. Así, EuropaBio asociación que agrupa a la industria europea de la biotecnología, acogió la decisión de las autoridades comunitarias (2) con satisfacción interpretándola como un paso adelante en favor de la libertad de los agricultores. Según Simón Barber, director de la unidad de biotecnología de Europabio, no debe negarse a los agricultores el acceso a las tecnologías necesarias para luchar como sea más conveniente contra los parásitos y las plagas que amenazan sus cosechas.

Barber continuó su razonamiento afirmando no nos encontramos ante un problema de seguridad alimentaria ya que los escasos productos genéticamente modificados cuyo uso está autorizado en la UE han pasado por los más estrictos controles de seguridad sanitaria y medioambiental.

Por último, el señor Barber señaló que todos los informes realizados hasta el momento sobre los efectos de los productos GMs autorizados en la UE sobre la salud y el medioambiente han sido positivos (3).

Con esta medida, el gobierno austríaco intentó prohibir a sus agricultores la utilización de los últimos avances en materia de biotecnología. Sin embargo, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria considera que la tentativa de la administración austríaca no está justificada. Según un informe publicado el 4 de julio por la AESA, no hay pruebas científicas que justifiquen la prohibición en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA