Precisiones sobre las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU y la mujer

Autor:Ana M. Jara Gómez
Páginas:89-118
 
EXTRACTO GRATUITO
4. Precisiones sobre las operaciones
de mantenimiento de la paz
de la ONU y la mujer
A lo largo de las páginas siguientes ampliaremos el marco geográ-
fico de referencia para observar situaciones que tienen lugar dentro
y fuera de los Balcanes, en países muy diversos donde se han puesto
en marcha Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU. La
alusión a estos lugares resulta necesaria para comprender todos los
acontecimientos que ocurren simultáneamente a las mujeres y los
cambios en el sistema de protección de los derechos una vez llegada
la paz oficial. La comprensión de las actuaciones internacionales en
cuanto a la vulneración de derechos de las mujeres no sería completa
si restringiésemos nuestro análisis a las misiones de paz de Kosovo,
Macedonia, Serbia, Croacia o Bosnia Herzegovina.
Naciones Unidas, que se ha convertido en instrumento nor-
mativo en el área de la igualdad entre hombres y mujeres, tiene
que hacer frente a graves acusaciones de abusos sexuales atroces
y explotación de mujeres cometidos por sus fuerzas de manteni-
miento de la paz117. El tráfico de seres humanos con fines sexuales
117 A esto hay que sumar las crecientes críticas a las políticas de recursos humanos de la
Organización, que tienen impacto negativo en las mujeres, y las numerosas denuncias por la
mala gestión y la falta de atención a las acusaciones de acoso sexual dentro de su estructura. A
pesar de las constantes demandas por parte de algunas agencias de la propia ONU y numerosas
ONGs, la promoción de mujeres en la ONU parece inevitablemente frenada, y las mujeres
siguen infra-representadas en la toma de decisiones y en la mayoría de los niveles profesionales,
salvo los tradicionalmente feminizados. Desde sus inicios, las Naciones Unidas han sido objeto
de quejas por acoso sexual que implicaban, en muchas ocasiones, a personal de alto nivel. La
Organización ha sido duramente criticada por la naturaleza arbitraria de los procesos y el largo
tiempo necesario para tramitar las reclamaciones, algunas de las cuales pueden tardar años
en recibir un fallo, sin que los demandantes tengan acceso a los informes de la investigación
Elizabeth F. Defeis, 2011, op. cit. p. 396. Cualquier reclamación sobre discriminación o acoso en
— 90 —
A M. J G
también implica cada vez más al personal de las misiones de paz de
la ONU. La Associated Press in Eastern Europe ha informado de que
oficiales de la ONU han falsificado documentos para mujeres que estaban
siendo víctimas de tráfico, ayudado en su transporte ilegal a través de los
controles fronterizos y han advertido a los propietarios de clubs de que iba
a haber redadas118. En nuestro ámbito geográfico de referencia es
destacable que aparentemente los serbios y albaneses de la región
son capaces de superar sus diferencias étnicas y políticas para co-
laborar en el tráfico de mujeres y niñas/os, que reporta un bruto
aproximado de 1.5 millones de dólares americanos a la semana119.
Estos escenarios se repiten a lo largo de todo el tejido de las ope-
raciones de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas y pre-
ocupan dentro de la Organización no solo por sus implicaciones
internas (el tráfico, el abuso y la explotación sexual de mujeres y
niñas/os viola directamente el mandato del Consejo de Seguri-
dad para operaciones de paz) sino también por su repercusión
externa. En noviembre de 2007 la ONU confirmó la repatriación
de 100 pacificadores de Sri Lanka estacionados en Haití debido a
acusaciones de abusos y explotación sexual; en Costa de Marfil, en
agosto de 2007, 800 pacificadores fueron suspendidos por acusa-
ciones relacionadas con abusos sexuales a menores de edad120.
el trabajo por parte del personal de la ONU debe ser perseguida dentro del sistema de justicia
de la Organización y no en los sistemas judiciales nacionales debido a que tanto la Carta de
Naciones Unidas (artículos 104 y 105) como la Convención sobre los Privilegios e Inmunidades
de las Naciones Unidas establecen que la ONU y sus oficiales disfrutan de inmunidad ante los
tribunales estatales. Cualquier persona agredida en este contexto debe, dado su estatuto privi-
legiado, apoyarse en las regulaciones de la propia ONU, la cual suele abogar por la resolución
informal de las disputas y cuyo sistema carece de transparencia, eficacia y claridad. Resulta de
gran utilidad para comprender este asunto el trabajo de Megan Felter “Meeting its Immunity
Obligations: The United Nations and Employee Sexual Harassment Claims” Boston College Inter-
national and Comparative Law Review, nº 32, 2011, pp. 41-52.
118 Citado en Anna M. Agathangelou y Lily H. M. Ling, op cit., p. 134.
119 Adriatik Kelmendi “Kosovo Prostitution Racket Flourishes” Institute for War &
Peace Reporting, BCR Issue 230, de 6 de septiembre de 2005, disponible en http://iwpr.net/
report-news/kosovo-prostitution-racket-flourishes.
120 Muna B. Ndulo “The United Nations Responses to the Sexual Abuse and Exploi-
tation of Women and Girls by Peacekeepers during Peacekeeping Missions” Berkeley Journal
of International Law, vol. 27, 2009, p. 143.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA