Sentencia nº C-353/16 de Tribunal de Justicia, 24 de Abril de 2018

Fecha de Resolución:24 de Abril de 2018
Número de Resolución:C-353/16
Emisor:Tribunal de Justicia
RESUMEN

Procedimiento prejudicial - Política de asilo - Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea - Artículo 4 - Directiva 2004/83/CE - Artículo 2, letra e) - Requisitos para poder obtener la protección subsidiaria - Artículo 15, letra b) - Riesgo de daño grave para la salud psicológica del solicitante en caso de expulsión a su país de origen - Persona sometida a tortura en su país de origen

 
EXTRACTO GRATUITO

En el asunto C-353/16,

que tiene por objeto una petición de decisión prejudicial planteada, con arreglo al artículo 267 TFUE, por la Supreme Court of the United Kingdom (Tribunal Supremo del Reino Unido), mediante resolución de 22 de junio de 2016, recibida en el Tribunal de Justicia el 27 de junio de 2016, en el procedimiento entre

MP

y

Secretary of State for the Home Department,

EL TRIBUNAL DE JUSTICIA (Gran Sala),

integrado por el Sr. K.L., P., el Sr. A.T., V., la Sra. R.S. de L. y los Sres. T. vonD., J.L. da C.V., E.L. y C.V., Presidentes de Sala, y los Sres. E.J. y A.B.B., las Sras. M.B. y K.J. y los Sres. C.L. (Ponente) y M.V., Jueces;

Abogado General: Sr. Y.B.;

S.: Sra. L. Hewlett, administradora principal;

habiendo considerado los escritos obrantes en autos y celebrada la vista el 12 de septiembre de 2017;

consideradas las observaciones presentadas:

- en nombre de MP, por los Sres. A.M. y P.T., Barristers, el Sr. A.G., S., y el Sr. R.H., QC;

- en nombre del Gobierno del Reino Unido, por el Sr. S.B., en calidad de agente, asistido por el Sr. B. Lask, B.;

- en nombre de la Comisión Europea, por la Sra. M. Condou-Durande y el Sr. M.W., en calidad de agentes;

oídas las conclusiones del Abogado General, presentadas en audiencia pública el 24 de octubre de 2017;

dicta la siguiente

Sentencia

1 La petición de decisión prejudicial tiene por objeto la interpretación de los artículos 2, letra e), y 15, letra b), de la Directiva 2004/83/CE del Consejo, de 29 de abril de 2004, por la que se establecen normas mínimas relativas a los requisitos para el reconocimiento y el estatuto de nacionales de terceros países o apátridas como refugiados o personas que necesitan otro tipo de protección internacional y al contenido de la protección concedida (DO 2004, L 304, p. 12).

2 Esta petición se ha presentado en el contexto de un litigio entre MP y el Secretary of State for the Home Department (Ministro de Interior, Reino Unido) relativo a la denegación de la solicitud de asilo presentada por aquel.

Marco jurídico

Derecho internacional

CEDH

3 El artículo 3 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, firmado en Roma el 4 de noviembre de 1950 (en lo sucesivo, «CEDH»), declara:

Nadie podrá ser sometido a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes.

Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes

4 Con arreglo a su sexto considerando, la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, adoptada en Nueva York el 10 de diciembre de 1984 (en lo sucesivo, «Convención contra la tortura»), tiene por objeto «hacer más eficaz la lucha contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes en todo el mundo».

5 El artículo 2, apartados 1 y 2, de dicha Convención dispone:

1. Todo Estado Parte tomará medidas legislativas, administrativas, judiciales o de otra índole eficaces para impedir los actos de tortura en todo territorio que esté bajo su jurisdicción.

2. En ningún caso podrán invocarse circunstancias excepcionales tales como estado de guerra o amenaza de guerra, inestabilidad política interna o cualquier otra emergencia pública como justificación de la tortura.

6 El artículo 3 de dicha Convención establece:

1. Ningún Estado Parte procederá a la expulsión, devolución o extradición de una persona a otro Estado cuando haya razones fundadas para creer que estaría en peligro de ser sometida a tortura.

2. A los efectos de determinar si existen esas razones, las autoridades competentes tendrán en cuenta todas las consideraciones pertinentes, inclusive, cuando proceda, la existencia en el Estado de que se trate de un cuadro persistente de violaciones manifiestas, patentes o masivas de los derechos humanos.

7 El artículo 14, apartado 1, de la misma Convención dispone:

Todo Estado Parte velará por que su legislación garantice a la víctima de un acto de tortura la reparación y el derecho a una indemnización justa y adecuada, incluidos los medios para su rehabilitación lo más completa posible. En caso de muerte de la víctima como resultado de un acto de tortura, las personas a su cargo tendrán derecho a indemnización.

Derecho de la Unión

Directiva 2004/83

8 Los considerandos 6 y 25 de la Directiva 2004/83 declaran:

(6) El principal objetivo de la presente Directiva es, por una parte, asegurar que los Estados miembros apliquen criterios comunes para la identificación de personas auténticamente necesitadas de protección internacional y, por otra parte, asegurar que un nivel mínimo de beneficios esté disponible para dichas personas en todos los Estados miembros.

[...]

(25) Es necesario introducir criterios para que los solicitantes de protección internacional puedan optar a la protección subsidiaria. Los criterios deben extraerse de las obligaciones internacionales impuestas por los instrumentos sobre derechos humanos y las prácticas existentes en los Estados miembros.

9 El artículo 2 de esta Directiva dispone lo siguiente:

A efectos de la presente Directiva, se entenderá por:

[...]

e) “persona con derecho a protección subsidiaria”: nacional de un tercer país o apátrida que no reúne los requisitos para ser refugiado, pero respecto del cual se den motivos fundados para creer que, si regresase a su país de origen o, en el caso de un apátrida, al país de su anterior residencia habitual, se enfrentaría a un riesgo real de sufrir alguno de los daños graves definidos en el artículo 15, y al que no se aplican los apartados 1 y 2 del artículo 17, y que no puede o, a causa de dicho riesgo, no quiere acogerse a la protección de tal país;

[...]

.

10 A tenor del artículo 4, apartado 4, de dicha Directiva:

El hecho de que un solicitante ya haya sufrido persecución o daños graves o recibido amenazas directas de sufrir tal persecución o tales daños constituirá un indicio serio de los fundados temores del solicitante a ser perseguido o del riesgo real de sufrir daños graves, salvo que existan razones fundadas para considerar que tal persecución o tales daños graves no se repetirán.

11 El artículo 6 de la misma Directiva establece:

Agentes de persecución o causantes de daños graves podrán ser, entre otros:

a) el Estado;

b) partidos u organizaciones que controlan el Estado o una parte considerable de su territorio;

c) agentes no estatales, si puede demostrarse que los agentes mencionados en las letras a) y b), incluidas las organizaciones internacionales, no pueden o no quieren proporcionar la protección contra la persecución o los daños graves definida en el artículo 7.

12 El artículo 15 de la Directiva 2004/83 dispone lo siguiente:

Constituirán daños graves:

a) la condena a la pena de muerte o su ejecución, o

b) la tortura o las penas o tratos inhumanos o degradantes de un solicitante en su país de origen, o

c) las amenazas graves e individuales contra la vida o la integridad física de un civil motivadas por una violencia indiscriminada en situaciones de conflicto armado internacional o interno.

13 A tenor del artículo 16 de dicha Directiva:

1. Los nacionales de terceros países o los apátridas dejarán de ser personas con derecho a protección subsidiaria si las circunstancias que condujeron a la concesión del estatuto de protección subsidiaria han dejado de existir o han cambiado de tal forma que la protección ya no es necesaria.

2. En la aplicación del apartado 1, los Estados miembros tendrán en cuenta si el cambio de circunstancias es lo suficientemente significativo, sin ser de carácter temporal, como para que la persona con derecho a protección subsidiaria ya no corra un riesgo real de sufrir daños graves.

14 El artículo 18 de la citada Directiva establece:

Los Estados miembros concederán el estatuto de protección subsidiaria a los nacionales de terceros países o apátridas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS