Conclusiones del Abogado General Sr. J. Richard de la Tour, presentadas el 15 de diciembre de 2022.

JurisdictionEuropean Union
Celex Number62021CC0618
ECLIECLI:EU:C:2022:1004
Date15 December 2022
CourtCourt of Justice (European Union)

Edición provisional

CONCLUSIONES DEL ABOGADO GENERAL

SR. JEAN RICHARD DE LA TOUR

presentadas el 15 de diciembre de 2022 (1)

Asunto C618/21

AR,

BF,

ZN,

NK Sp. z o.o., s.k.,

KP,

RD Sp. z o.o.,

contra

PK S.A.,

CR,

SI S.A.,

MB S.A.,

PK S.A.,

SI S.A.,

EZ S.A.

[Petición de decisión prejudicial planteada por el Sąd Rejonowy dla m.st. Warszawy w Warszawie (Tribunal de Distrito de la Ciudad de Varsovia, Polonia)]

«Procedimiento prejudicial — Seguro de responsabilidad civil del automóvil — Directiva 2009/103/CE — Artículo 3 — Responsabilidad civil relativa a la circulación de vehículos — Obligación de asegurar los vehículos automóviles — Artículo 18 — Acción directa — Alcance — Determinación del importe de la indemnización — Gastos hipotéticos — Posibilidad de supeditar el pago de la indemnización a determinadas condiciones — Venta del vehículo»






I. Introducción

1. La petición de decisión prejudicial tiene por objeto la interpretación del artículo 18 de la Directiva 2009/103/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de septiembre de 2009, relativa al seguro de la responsabilidad civil que resulta de la circulación de vehículos automóviles, así como al control de la obligación de asegurar esta responsabilidad, (2) en relación con el artículo 3 de la misma Directiva.

2. Esta petición se ha presentado en el contexto de sendos litigios entre seis propietarios de vehículos automóviles y los aseguradores de la responsabilidad civil de las personas responsables de los daños causados a sus vehículos.

3. El presente asunto brinda al Tribunal de Justicia la oportunidad de precisar, por primera vez, cuál es el alcance del derecho de acción directa de que dispone el perjudicado que reclama contra una empresa de seguros la indemnización de la totalidad de los daños causados por un vehículo automóvil.

4. En las presentes conclusiones, expondré las razones por las que considero que el Derecho de la Unión no se opone a que la prestación adeudada por una empresa de seguros sea exclusivamente pecuniaria y que se menoscabaría el efecto útil de la Directiva 2009/103 si el derecho de acción directa del perjudicado se limitara o excluyera por no haberse reparado efectivamente el vehículo dañado.

II. Marco jurídico

A. Directiva 2009/103

5. El considerando 30 de la Directiva 2009/103 establece:

«(30) El derecho a invocar el contrato de seguro y a interponer su demanda directamente contra la empresa de seguros reviste gran importancia para la protección de las víctimas de cualquier accidente automovilístico. Con el fin de propiciar una liquidación eficaz y rápida de los siniestros y evitar, en la medida de lo posible, procesos judiciales costosos, un derecho de acción directa contra el asegurador de la responsabilidad civil de la persona responsable debe establecerse para las víctimas de cualquier accidente automovilístico.»

6. El artículo 3 de esta Directiva, titulado «Obligación de asegurar los vehículos automóviles», dispone lo siguiente:

«Cada Estado miembro adoptará todas las medidas apropiadas, sin perjuicio de la aplicación del artículo 5, para que la responsabilidad civil relativa a la circulación de vehículos que tengan su estacionamiento habitual en su territorio sea cubierta mediante un seguro.

Los daños que se cubran, así como las modalidades de dicho seguro, se determinarán en el marco de las medidas contempladas en el párrafo primero.

Cada Estado miembro adoptará todas las medidas apropiadas, para que el contrato de seguro cubra igualmente:

a) los daños causados en el territorio de los otros Estados miembros según las legislaciones en vigor en esos Estados;

b) los daños que pudieran sufrir los nacionales de los Estados miembros durante el trayecto que enlace directamente dos territorios en los que sea aplicable el Tratado, en el caso de que no existiese oficina nacional de seguros en el territorio recorrido; en este caso, los daños se cubrirán según la legislación nacional relativa a la obligación del seguro en vigor en el Estado miembro en el que tiene su estacionamiento habitual el vehículo.

El seguro contemplado en el párrafo primero cubrirá obligatoriamente los daños materiales y corporales.»

7. A tenor del artículo 18 de dicha Directiva, que lleva por título «Acción directa»:

«Los Estados miembros garantizarán que las partes perjudicadas en un accidente causado por un vehículo cubierto por el seguro indicado en el artículo 3 tengan derecho a interponer una acción directa contra la empresa de seguros que cubre a la persona responsable en lo que respecta a la responsabilidad civil.»

B. Derecho polaco

8. El artículo 363, apartado 1, del Kodeks Cywilny (Código Civil) dispone:

«El resarcimiento del daño deberá efectuarse, a elección del perjudicado, ya mediante la restitución del bien a su estado anterior, ya mediante el pago del correspondiente importe de dinero. Sin embargo, si la restitución del bien a su estado anterior fuera imposible o comportara dificultades o gastos excesivos para el obligado, la acción del perjudicado se limitará a una prestación dineraria.»

9. El artículo 822, apartados 1 y 4, del Código Civil establece:

«1. Mediante el contrato de seguro de la responsabilidad civil, el asegurador se compromete a pagar la indemnización establecida en el contrato por los daños causados a terceros de los que deba responder el tomador o el asegurado.

[…]

4. El titular del derecho al resarcimiento de los daños causados por un siniestro cubierto por el seguro de responsabilidad civil podrá ejercer la correspondiente acción directamente frente al asegurador.»

III. Hechos de los litigios principales y cuestiones prejudiciales

10. Existen seis litigios pendientes ante el Sąd Rejonowy dla m.st. Warszawy w Warszawie (Tribunal de Distrito de la ciudad de Varsovia, Polonia). Cinco de ellos tienen por objeto la negativa de las empresas de seguros, partes demandadas en el litigio principal, que cubren la responsabilidad civil de la persona responsable de un accidente de tráfico que ha causado daños a vehículos, a pagar a los perjudicados, partes demandantes en el litigio principal, que ejercieron su derecho de acción directa previsto en el artículo 18 de la Directiva 2009/103, los gastos de reparación de dichos vehículos que no fueron soportados por ellos. Estos gastos son denominados «gastos de reparación hipotéticos» por el órgano jurisdiccional remitente.

11. El sexto litigio se distingue de los anteriores únicamente en que el daño resulta de la caída de la puerta de un garaje que destruyó el vehículo del demandante en el litigio principal.

12. Estos litigios se derivan del hecho de que los perjudicados solicitan la indemnización pecuniaria de los daños sufridos por sus vehículos sobre la base de una estimación elevada de los costes de reparación (piezas y mano de obra) y no sobre la base de los justificantes de los costes de reparación soportados, es decir, de los gastos en que realmente hayan incurrido. No obstante, las empresas de seguros alegan que dicha indemnización no puede superar el importe del daño efectivamente sufrido, calculado según el llamado método «diferencial». Este debe corresponder a la diferencia entre el valor que tendría el vehículo dañado si no se hubiese producido el accidente y el valor real de dicho vehículo, tanto siniestrado como reparado, aunque sea parcialmente.

13. El órgano jurisdiccional remitente expone que, en Derecho nacional, el resarcimiento del daño debe restablecer el patrimonio del perjudicado al valor que tendría si el daño no se hubiese producido, al tiempo que no le permite enriquecerse.

14. No obstante, de conformidad con la jurisprudencia polaca, los órganos jurisdiccionales conceden una indemnización por los daños causados a vehículos por el importe de los gastos hipotéticos de reparación que superen considerablemente el daño en el patrimonio del perjudicado determinado según el método diferencial. Lo mismo sucede en caso de venta del vehículo dañado, en el que los perjudicados no tienen ya la posibilidad de repararlo.

15. Según el órgano jurisdiccional remitente, esta jurisprudencia, criticable en la medida en que permite el enriquecimiento del perjudicado en determinados casos, podría estar justificada por la especial protección que el Derecho de la Unión otorga a las víctimas de accidentes de tráfico. Por consiguiente, considera necesario aclarar el alcance de los derechos del perjudicado derivados de la acción directa que este puede ejercitar contra la empresa de seguros.

16. El órgano jurisdiccional remitente señala, a este respecto, que existe un conflicto entre, por un lado, ese derecho de acción directa, unido a la circunstancia de que, en el Derecho polaco, al perjudicado le corresponden dos acciones distintas frente al responsable, a saber, la acción de pago de una indemnización y la acción de restitución al estado anterior al daño y, por otro lado, la regla, resultante del Derecho polaco de obligaciones, según la cual la prestación satisfecha por el asegurador de la responsabilidad civil es un «pago» y, por tanto, una prestación dineraria.

17. Por consiguiente, el órgano jurisdiccional remitente desea saber si el Derecho de la Unión se opone a disposiciones del Derecho nacional conforme a las cuales el perjudicado que pretenda ejercitar una acción directa frente a la empresa de seguros se vea privado de una de las formas de resarcimiento del daño previstas en el Derecho nacional, lo que tendría con carácter general un efecto disuasorio.

18. Este órgano jurisdiccional se plantea asimismo la cuestión de si, para garantizar la efectividad de la acción ejercitada por el perjudicado con arreglo al artículo 18 de la Directiva 2009/103, este debe disponer de una acción contra el asegurador de la responsabilidad civil de la persona responsable, con el fin de obtener una indemnización por un importe equivalente al coste de hacer reparar por su cuenta el vehículo dañado, sin que pueda eximirse de ello. Así, la indemnización...

To continue reading

Request your trial

VLEX uses login cookies to provide you with a better browsing experience. If you click on 'Accept' or continue browsing this site we consider that you accept our cookie policy. ACCEPT