Competencias y actividades de evaluación

Evaluación de las competencias en el espacio europeo de educación superior (2006)

Linked as:

Summary


6.1. Tipología de actividades de evaluación

6.1.1. Las actividades en los sistemas de evaluación continua y final

6.1.2. El contexto espacial y temporal en las actividades de evaluación continua

6.1.3. La elección de la actividad

6.1.4. Formulación de los enunciados de la actividad

6.1.5. Tipos de actividades

6.1.5.1. Enunciados con respuesta múltiple, alternativa, de clasificación, de identificación, de selección o de completar

6.1.5.2. Cuestiones de respuesta breve o concisa

6.1.5.3. Preguntas de desarrollo

6.1.5.4. El trabajo con textos y estudios comparativos: recensiones, resúmenes, esquemas, cuadros, gráficas, tablas

6.1.5.5. Debates y grupos de discusión

6.1.5.6. Formulación de supuestos prácticos

6.1.5.7. Elaboración de dictámenes, informes y escritos (trabajo con formularios)

6.5.1.8. Búsqueda y recopilación de información: elaboración de un dossier

6.2. Desarrollo de competencias en las actividades de evaluación

6.2.1. Tabla Relación Tipo de actividad - Competencias

6.2.2. Tabla Relación Competencia - Tipo de Actividades

See the full content of this document

Extract


Competencias y actividades de evaluación

6.1. Tipología de actividades de evaluación

6.1.1. Las actividades en los sistemas de evaluación continua y final

A pesar de las diferencias existentes entre sistemas de evaluación continuos y finales, no podemos hablar de unas actividades específicas o propias de unos sistemas u otros, sino de modos o formas diferentes de plantear una actividad. Es la particular labor del docente la que debe dotar a ésta de idoneidad y suficiencia para evaluar adecuadamente un determinado contenido. Y no todos los contenidos son iguales, ni todas las actividades pretenden o pueden evaluar los mismos contenidos y objetivos.

En las diferentes actividades que se recogen en este apartado se ha optado por no diferenciarlas atendiendo a su posible naturaleza teórica o práctica, por cuanto no pueden circunscribirse de manera excluyente a uno u otro ámbito, dependerá de su configuración final. Todas ellas gozan de cierta autonomía y flexibilidad para ser plenamente eficaces como instrumento evaluador de un determinado contenido.102

Dos son, a nuestro juicio, los criterios que deben determinar el diseño de una actividad concreta: que resulte idónea en atención a los objetivos y competencias que se plantean para la actividad y que el contenido sea acorde a la materia objeto de evaluación. O lo que es lo mismo: elegir la actividad adecuada y plantearla correctamente.

Ello determina que aunque sea recomendable en sistemas de evaluación continua –por las características intrínsecas de estos modelos– no abusar de determinados tipos de actividades, especialmente aquéllas de carácter memorístico o de simple plasmación teórica de contenidos, pueden resultar igualmente válidas si se plantean adecuadamente. Y a la inversa, la utilización de una determinada actividad que a priori pueda resultar más próxima a modelos de evaluación continua, puede no garantizar que se alcancen los objetivos que aquélla persigue.

6.1.2. El contexto espacial y temporal en las actividades de evaluación continua

Se ha señalado anteriormente que el diseño de cualquier actividad de evaluación no puede desligarse del proceso de aprendizaje. Esta circunstancia conlleva necesariamente que la misma se adecue a los objetivos que aquél persigue. Pero, además, deben considerarse otros factores, intrínsecos a la propia configuración de los sistemas de evaluación continua y cuya inobservancia puede distorsionar el proceso evaluativo, a pesar de abordarse suficientemente los contenidos que se pretendían evaluar. Nos referimos concretamente al entorno en el que va a realizarse la actividad: lugar, tiempo y herramientas o materiales de que dispone o puede disponer el estudiante.

Así, deberá tenerse en consideración si la actividad planteada al estudiante va a desarrollarse íntegramente en el aula, de forma mixta (se prepara fuera del aula y, posteriormente, se realiza en ella) o si se resolverá en su totalidad fuera de la misma. Según uno u otro caso, el tiempo de que dispondrá el estudiante para resolver la actividad, así como la posibilidad o no de trabajar con materiales de apoyo será diferente, propiciando una mayor presencia de un tipo de actividades frente a otro.

Estas circunstancias, si bien deben estar presentes a la hora de elegir un tipo concreto de actividad, no han de ser determinantes en el momento de diseñar su...

See the full content of this document


ver las páginas en versión mobile | web

ver las páginas en versión mobile | web

© Copyright 2014, vLex. All Rights Reserved.

Contents in vLex European Union

Explore vLex

For Professionals

For Partners

Company